Sí, la reforma energética ya ha sido debatida por diputados, senadores y congresos locales, pero no en televisión abierta ni en prime time, como lo solicita el cineasta Alfonso Cuarón. 

“¿Por qué no debatir?, pregunta el ganador del Oscar al presidente Enrique Peña Nieto por medio de una carta titulada “La última pregunta”. 

“¿Por qué no celebrar al menos tres debates en televisión abierta, en horario prime y cobertura amplia, sobre la reforma energética y petrolera en los que se incluyan puntos de vista a favor y en contra”, propone el director.

En la misiva, publicada ayer en diezpreguntas.com –sitio donde expuso sus primeras 10 interrogantes sobre las leyes secundarias– agrega que en el panel deberían participar expertos, representantes de los partidos, así como voces independientes con autoridad intelectual y moral. 

Participación ciudadana

Cuarón, quien considera que los medios de comunicación, “principalmente la televisión”, se limitaron a reproducir la narrativa oficial sobre dicha reforma, destacó que la democracia va más allá del proceso electoral.

Por lo anterior, sugiere que las respuestas de Peña Nieto impulsen la discusión más allá del plano legislativo, pues las leyes en materia energética son “trascendentes para el México de todos los mexicanos”. 

Tras las nuevas declaraciones del cineasta, el presidente dijo ayer que está abierto a escuchar las demandas ciudadanas.

“Somos un gobierno comprometido con el diálogo, el entendimiento y el acuerdo con todos los actores y fuerzas políticas para mover y transformar a México desde sus instituciones”, afirmó durante su discurso de conmemoración de la Batalla de Puebla.