Empresas mexicanas podrán seguir enviando sus lotes de papaya luego de que la Agencia de Alimentos y Medicamentos(FDA) de Estados Unidos informara al Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria de México (Senasica) que quedó sin efecto la recomendación emitida sobre el consumo de papayas mexicanas por un brote de Salmonella Uganda.

La evidencia no involucra a otro distribuidor, de ahí que la FDA concluyó evitar el consumo, compra o comercialización de la marca Cavi mientras se concluye la investigación para encontrar la causa raíz de este brote.

Sin embargo, la FDA sostiene que aún no descarta la posibilidad de que la contaminación haya provenido de la empresa Agroson’s LLC, ubicada en Nueva York, la cual distribuye papayas mexicanas importadas de la marca Cavi.

La investigación de la FDA se sustentó en la evidencia de rastreo epidemiológico con base en los 72 casos confirmados en distintas entidades de la unión americana, sin embargo la misma FDA sostiene que es probable que la fuente de contaminación haya sido la propia empresa neoyorkina.

A través de un comunicado, el director en jefe de la Senasica, Francisco Javier Trujillo sostuvo que cuenta con respaldo documental de que la mayoría de las empresas exportadoras mexicanas han hecho bien su trabajo.