Ante la filtración de la existencia de un grupo de WhatsApp de funcionarios de la Secretaría de Cultura federal llamado “Desactivación de colectivos”, el Consejo Nacional de Danza y el Congreso Nacional de Teatro mostraron su indignación ante los hechos.

“La conjura de una parte importante de funcionarios de alto nivel de la Secretaría, en contra de un movimiento legítimo de organización civil, se muestra doblemente violenta y obscena. Primero, porque ocurre en un momento sumamente sensible para las y los trabajadores del arte cuya vida precarizada se ha vuelto más difícil con los estragos de la pandemia. Y, segundo, por hacerse precisamente fuera de escena (ob scene) lo que devela un mecanismo de simulación en el actuar de la Secretaría de Cultura”, se puede leer en un comunicado que enviaron.

Para ellos, el que funcionarios como Esther Hernández, directora de Vinculación Cultural; Pablo Raphael, director de Promoción y Festivales, y Ángeles Castro, directora del Centro Nacional de las Artes, formaran parte de este grupo de WhatsApp revela un proyecto de gobierno que no sólo desdeña las voces de los artistas, sino que precariza todavía más su situación, pasando por encima de derechos humanos, culturales y laborales.


“Podemos señalar una serie de actos de inoperancia del actuar de la Secretaría de Cultura que incluyen: la falta de publicación de un proyecto claro y consecuente; la disminución de presupuesto para las artes; la desaparición de instancias de apoyo, como el Fonca; así como el desentendimiento de apoyo hacia los Estados, etc”, afirman.

Por lo que exigen al Presidente de la República detener el simulacro de la Secretaría de Cultura, sancionar estos actos que van en contra de la democracia y otorgar la seriedad que se merecen las negociaciones de las organizaciones de los artistas, así como un rumbo claro y transparente en favor de la vida artística del país.

Lee: Filtran chat de funcionarios de la Secretaría de Cultura que buscan desarticular colectivos