De acuerdo con el periodista y especialista del narcotráfico en México, Jorge Fernández, el mundo está ante una nueva droga que revolucionará el tráfico de drogas al igual que en los ochentas lo hizo la cocaína, el fentanilo. 

Al igual que en ese entonces, México será protagonista de la guerra contra el fentanilo y la crisis de opiáceos que padece Estados Unidos por esa sustancia y otras similares.

“Lo que me sorprendió fue que cuando investigaba a los nuevos cárteles y su relación con Estados Unidos el peso de las nuevas drogas, en particular el fentanilo es mucho. La epidemia de los opiáceos tiene un peso muy grande en la agenda interna de aquel país. Es la droga que va a revolucionar la estructura y el mundo del narcotráfico”, comenta el especialista a Reporte Índigo quien en días recientes publicó su nuevo libro “La nueva guerra: Del Chapo al Fentanilo”.

Fernández comenta que en México operan dos cárteles, el de Sinaloa o Pacífico y el de Jalisco Nueva Generación y que todos los demás se pueden considerar grupos criminales.

TE SUGERIMOS: OREGON SE CONVIERTE EN EL PRIMER ESTADO DE EU EN DESPENALIZAR “DROGAS DURAS”

Ambos cárteles, señala, están involucrados en la distribución de la nueva droga a Estados Unidos, principal país consumidor.

“En México siguen trabajando (los cárteles) con las drogas tradicionales, pero desde ya hace unos años comenzaron a trabajar con los nuevos opiáceos, particularmente el fentanilo, esas dos organizaciones (el Cártel del Pacífico y el de Jalisco Nueva Generación) tienen varias zonas de disputa, pero ellos son los que controlan la distribución del fentanilo, no se produce en México, la traen principalmente de China e India.

“Llega a Lázaro Cárdenas, Manzanillo y otros puertos menores, por eso las disputas en Colima y Michoacán, de ahí se introduce el fentanilo puro con el que pueden hacerse varias dosis. También están ingresando una cantidad muy grande de fentanilo a Estados Unidos por Canadá, aunque las miras están puestas en México”, revela el especialista.

Falta de estrategia

Que este tráfico de sustancia haya aumentado en territorio nacional, señala Fernández, se debe a la fallida estrategia del Gobierno federal para combatir a esos dos cárteles.

“La estrategia que lleva el Gobierno federal no es estrategia, son una serie de medidas aisladas y específicas para efectos de corto plazo, hay muchas deficiencias en la persecución de estos cárteles.

“Si no hay una vuelta de tuerca importante en la estrategia de seguridad, vamos a seguir teniendo (para el próximo año) los mismos resultados, va a ser un escenario muy complejo, muy difícil”, concluye.