Luego que se dio a conocer que el Gobierno de México compró el estadio de béisbol Héctor Espino, en Sonora, el coordinador de Comunicación Social de la administración de Andrés Manuel López Obrador, Jesús Ramírez Cuevas, confirmó que sí fue adquirido, pero el pago se realizó desde febrero.

Ramírez Cuevas detalló que la compra se hizo desde el 30 de diciembre del 2019.

Asimismo, puntualizó que fue hasta el pasado 24 de febrero que se realizó el pago del inmueble.

A través de Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras), el gobierno federal compró el estadio por 511 millones de pesos, según Luis Iribe Murrieta, subsecretario de Ingresos de la Secretaría de Hacienda.

El presidente informó en mayo de 2019 que compraría los estadios Héctor Espino, en Hermosillo, y Tomás Oroz Gaytán, en Ciudad Obregón.

El objetivo era rescatar espacio público para la creación de escuelas deportivas, con el objetivo de fondear las pensiones del Isssteson.

Iribe Murrieta explicó que Banobras es el dueño del estadio Héctor Espino.

Agregó que fue hasta el miércoles 15 de abril que se informó de la venta del inmueble porque se analizaba qué instancia gubernamental resguardaría dicho estadio.

Varios usuarios en redes sociales reclamaron la compra porque el dinero se pudo haber utilizado para enfrentar la pandemia del coronavirus.

Incluso, algunos resaltaron que el pago (realizado el 24 de febrero) se otorgó días antes del primer caso de Covid-19 confirmado en México (29 de febrero).