Acompañado del gobernador del estado de Oaxaca, Alejandro Murat, esta mañana el presidente López Obrador arribó a Juchitán para presentar el Programa Nacional de Reconstrucción MX.

Con una inversión de 280 mdp, el Gobierno federal se comprometió a iniciar la rehabilitación de viviendas en este municipio, en el que López Obrador aseguró que todas las personas que fueron afectadas con los sismos del 19 de septiembre de 2017, recibirán un apoyo.

Además señaló que con el programa Sembrando Vidas, se generarán 400 mil empleos para que los campesino del sureste del país, no se vean obligados a abandonar sus comunidades.

El presidente agregó que con el Programa Bienestar se ha entregado más del 85% de apoyo a adultos mayores y reiteró que no se desatenderá a la juventud para evitar que caigan en conductas antisociales o de violencia.

“Vamos a abrazar a los jóvenes de México para que tengan oportunidades de estudio y trabajo”.

Por otro lado, López Obrador desmintió los rumores que se han difundido alrededor del plan de desarrollo para el Istmo de Tehuantepec, por lo que aseguró que no habrá inversiones extranjeras en la zona, solo nacionales; mientras que no habrá una afectación al medio ambiente, indicó, pues se va a reforestar.

Ante algunas rechiflas y gritos contra el gobernador de la entidad, el presidente admitió que es difícil que se pongan de acuerdo de la noche a la mañana, por lo que recordó a los presentes que “la democracia es diversidad, es pluralidad, es el derecho a disentir… es la libertad”.