La violencia contra las mujeres también se apoderó de Guanajuato en los últimos años.Tan solo en el primer semestre de este año, 261 mujeres fueron asesinadas con violencia en la entidad conocida por ser la cuna de la Independencia, lo que representa el 14 por ciento de los mil 916 casos registrados en todo el país.

Nueve de ellas han sido presuntas víctimas de feminicidio y 252 de homicidio doloso, revelan las cifras más recientes del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), con corte al 30 de junio.

El número de mujeres víctimas del delito de homicidio doloso se elevó de forma alarmante en los últimos años, tanto que la incidencia de enero a junio de este año duplica a la del Estado de México, entidad que ocupa la segunda posición con 131 registros.


Los municipios donde hay más casos de asesinatos contra las mujeres son León, Irapuato, Silao, Celaya, Salamanca y los Apaseos (el Alto y el Grande), según Centro Las Libres

Guanajuato también encabeza la lista en el delito de homicidio culposo con 326 mujeres víctimas por este delito. La entidad más cercana es Jalisco con 99, mientras que Quintana Roo le sigue con 97 casos.

“De unos cinco años para acá el incremento de todos los delitos han ido en aumento y particularmente la violencia contra las mujeres en el espacio público”, dice Verónica Cruz, directora de la organización Centro Las Libres, en Guanajuato.

La activista explica que de 2015 a la fecha los registros de la autoridad evidencian que mientras los feminicidios van a la baja los homicidios dolosos se multiplican.

“Es un dato brutal que ha roto todo el récord histórico en Guanajuato de asesinatos contra mujeres, van casi 300 víctimas en lo que va del año, cuando por ejemplo, el año pasado, que pensamos que había sido el año más violento, cerramos casi con 400.

“Parece que va a ser el doble en este contexto (de pandemia) y estos asesinatos nos tienen sumamente preocupadas”, expone.

Verónica Cruz enfatiza que en el Centro Las Libres analizan caso por caso e identifican tres escenarios que originan la violencia más brutal contra las mujeres, una es la estructural de género que ocurre cuando se quedan en el desamparo pues se les expulsa de casa en la juventud o por una situación de embarazo adolescente; otras se dan en el acercamiento al consumo de drogas o su introducción al negocio del narcomenudeo.

“Algo que para nosotras ha sido una novedad es que no hemos encontrado en estos asesinatos de mujeres una relación con los delitos de robo de combustible, con lo que sí es con consumo de drogas y narcomenudeo”, menciona la activista.

Los análisis de la organización muestran que la mayoría de los asesinatos relacionados con el narcomenudeo tienen que ver con dos situaciones: que las mujeres dejan de pagar sus deudas pues se vuelven impagables; mientras que el otro se relaciona con parejas o exparejas que realizan actos ilícitos y las convencen de delinquir.

De acuerdo con sus datos, el 40 por ciento de las víctimas por homicidio doloso son jóvenes que tenían entre 18 y 25 años.

Los puntos rojos de Guanajuato

Las zonas más peligrosas para las mujeres en Guanajuato son dos: las ciudades que conforman el corredor industrial y aquellas donde el cártel de Santa Rosa de Lima está en disputa con otros grupos del crimen organizado por el control del territorio.

La directora del Centro Las Libres menciona que los municipios donde hay más casos de asesinatos contra las mujeres son León, Irapuato, Silao, Celaya, Salamanca y los Apaseos (el Alto y el Grande).

“Salamanca, Apaseos, Cortazar están en la zona donde todos los delitos se han disparado; y Celaya, donde está concentrada una de las disputas por el territorio entre dos cárteles.

Desapariciones, la otra alarma

La desaparición de niñas y mujeres en Guanajuato también puso en alerta a organizaciones defensoras de sus derechos.


El otro tema brutal que también este año Guanajuato ha roto el récord, y antes no sucedía, es la desaparición

Verónica Cruz

Directora de Centro Las Libres

“Hemos llegado este año ya a 300 mujeres y niñas desaparecidas, es una brutalidad. Así como han ido en aumento la violencia familiar, el abuso y otros delitos de índole sexual particularmente en todo el país (…) este delito ha incrementado incluso en este contexto de pandemia”, menciona.

Explica que desde antes de que comenzara el confinamiento en México por el COVID-19 alertaron a las autoridades de este aumento de víctimas.

Fracaso gubernamental

Miguel Ángel Chico Herrera, diputado federal de Morena, menciona que los últimos dos gobiernos panistas encabezados por Miguel Márquez Márquez y por Diego Sinhue Rodríguez Vallejo fracasaron en atender el problema de los feminicidios.

“Han descuidado mucho el tejido social, han trabajado con base en la opacidad, siempre escondiendo las cifras de los feminicidios”, acusa.

Aunque en el escenario nacional se piensa que Guanajuato es un estado con un crecimiento económico que se convirtió en una potencia automotriz, la cohesión de la sociedad está destrozada y las ciudades llenas de drogadicción y pandillas, agrega el legislador.

Esta situación y los bajos salarios hacen una bomba social explosiva que llevan a la desintegración familiar y a los feminicidios, lo que se agrava si se suma al fracaso del gabinete de la seguridad de Diego Sinhué, menciona.

Reporte índigo buscó la postura del Gobierno de Guanajuato pero no obtuvo respuesta.

También puedes leer: Violencia en familias neolonesas durante pandemia