La Secretaría de Educación Pública (SEP) informó que aquellas escuelas que estén adscritas al programa La Escuela es Nuestra (LEEN) podrán contar con horario extendido.

La Guía del Horario Extendido de La Escuela es Nuestra plantea jornadas escolares de entre seis y ocho horas.

La extensión de horario tiene como objetivo maximizar el logro educativo y la calidad de las experiencias escolares de las y los estudiantes.

De acuerdo con la SEP, con este horario, el profesor planificará y organizará actividades con intenciones pedagógicas y utilizará el tiempo extraescolar de manera más eficiente.

La dependencia menciona que el establecimiento del horario extendido favorece y enriquece la integración del estudiante y docentes con su comunidad.

Líneas de aprendizaje de La Escuela es Nuestra

Este plan contempla siete líneas de aprendizaje impartidas a través de actividades complementarias.

Las actividades contempladas en las siete Líneas de Desarrollo de Aprendizaje son: clubes, huertos escolares, radio escolar, talleres de producción artesanal, murales comunitarios, poesía, música, danza tradicional y folklórica, entre otros.

En áreas como lecto-escritura y matemáticas, actividades académicas, el manual sugiere actividades específicas.

En la práctica de lectura y escritura se sugiere, en primaria, hacer cuatro sesiones semanales, en las que se lleven a cabo actividades como la producción de textos; creación de carteles, folletos información y otros medios de comunicación impresa, corrección de textos; identificación de problemas y uso de la biblioteca escolar.

Te sugerimos: Jalisco, aún sin definir el futuro de Escuelas de Tiempo Completo

Respecto a las matemáticas, se sugiere el uso práctico de estas con juegos como rompecabezas y dominós de ecuaciones.

Según la SEP, el programa La Escuela es Nuestra mejora las condiciones de infraestructura física, equipamiento y material didáctico, mediante el Comité Escolar de Administración Participativa (CEAP), y ofrece servicios de alimentación para los estudiantes.

De acuerdo con la dependencia a cargo de Delfina Gómez, la buena implementación del programa dependerá de que maestras, maestros, directivos y autoridades escolares desarrollen un perfil proactivo, propositivo, con actividades innovadoras para la nivelación de los alumnos en situación de rezago.