Reporte Indigo

JALISCO

Jalisco perdió mil 573 hectáreas de bosque por cultivos ilegales

Bosques de Jalisco

Durante los últimos años Jalisco perdió una superficie de mil 573.80 hectáreas de zonas forestales que fueron arrasadas por cultivos ilegales, mediante cambios de uso de suelo que no contaron con la autorización de la autoridad federal en la materia: la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

Esto fue revelado por el Gobierno de Jalisco a través de cuatro de sus dependencias: la Secretaría General de Gobierno, la Coordinación General Estratégica de Seguridad, la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial (Semadet) y la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader).

Los cambios de uso de suelo ilegales sobre los bosques de Jalisco se identificaron en el Complejo Volcánico de Colima y en la Sierra del Tigre, y los mismos se efectuaron en la temporalidad del 2011 a la fecha, de acuerdo con la información recabada por estas autoridades locales.

Los 13 municipios que resultaron afectados por estos cambios de uso de suelo sin el consentimiento de la Semarnat son los siguientes: Amacueca, Atoyac, Concepción de Buenos Aires, Gómez Farías, Mazamitla, Quitupan, Tonila, Sayula, San Gabriel, Tamazula de Gordiano, Tuxpan, Zapotitlán de Vadillo y Zapotlán El Grande.

Derivado de ello, las cuatro dependencias citadas del Gobierno de Jalisco presentaron una denuncia ante la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), para que esta investigue y sancione las acciones cometidas contra las zonas forestales del estado.

“La denuncia está dirigida a quien o quienes resulten responsables por presuntas infracciones cometidas, entre ellas cambio de uso de suelo en terrenos forestales sin contar con la autorización correspondiente, daño y deterioro grave a los ecosistemas forestales, provocar incendios forestales, actividades o usos en terrenos incendiados que no sean sustentables, y por tala ilegal de bosques y selvas”, según lo comunicó el Gobierno del Estado.

El expediente que integraron las dependencias para darle aviso a la Profepa confirma, sin embargo, que la expansión de las áreas de cultivo de aguacate en el estado se ha dado a costa de los bosques, pues la autoridad estatal aseveró:

“Los cambios de uso de suelo consisten en la pérdida de bosques por actividad agrícola, principalmente siembra de aguacate, sin autorización emitida por la Semarnat. Se estima que más del 70 por ciento de la deforestación mundial se relaciona con la agricultura comercial a gran escala y, en ese sentido, Jalisco no es la excepción”.

Y precisó sobre las áreas forestales desaparecidas: “El 80 por ciento de la superficie deforestada corresponde a bosques de encinos y selvas caducifolia, cuyos principales factores de pérdida son: la ganadería, el cultivo de agave y, recientemente, de aguacate”.

Esta investigación y posterior denuncia ambiental del Gobierno local derivan de los hechos ocurridos en el municipio de San Gabriel, el 2 de junio pasado, cuando el Río Salsipuedes arrastró una gran masa de troncos y lodo que impactó con fuerza a las casas de la localidad, lo que causó al menos cinco muertes y daños por cientos de millones de pesos.

La presunción es que todo ese material forestal fue generado por la tala ilegal en los alrededores de la demarcación, para darle cabida a más cultivos de aguacate.

TAMBIÉN PUEDES LEER: BAJAN A PASAJEROS E INCENDIAN COMBIS EN EL EDOMEX Y CDMX (VIDEO)

Exit mobile version