El Gobierno de Jalisco tuvo que hacerle ajustes al programa de Verificación Responsable y posponer la aplicación de sanciones económicas para los automovilistas que incumplan con el mismo, debido a los contratiempos que ha sufrido la implementación de ese nuevo modelo para el control de emisiones vehiculares.

Con estos cambios, ya no será en julio próximo cuando las autoridades locales comiencen a multar a los propietarios de vehículos contaminantes, sino hasta el año 2023, según lo confirmó el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro Ramírez.

“Este año no hay multas, lo que hay son incentivos para que la gente entienda que verificar es una responsabilidad de todos y tenemos que poner cada quien de nuestra parte para cuidar el medio ambiente. Con esto queremos dejar en claro que el propósito del programa no es recaudar más dinero, lo que queremos es que dejemos de contaminar”, expresó el mandatario.

“Este año no hay multas, lo que hay son incentivos para que la gente entienda que verificar es una responsabilidad de todos. Con esto queremos dejar en claro que el propósito del programa no es recaudar más dinero, lo que queremos es que dejemos de contaminar”
Enrique AlfaroGobernador de Jalisco

El objetivo del Gobierno estatal es que las multas para los automovilistas incumplidos, comiencen a aplicarse hasta que el programa de Verificación Responsable ya cuente con la infraestructura suficiente para operar a plenitud, lo cual, según se proyecta, se logrará durante este año.

“Al día de hoy, el Gobierno de Jalisco ha trabajado en garantizar la cobertura para que todo el parque vehicular del estado pueda verificar. (…) Jalisco cuenta con 53 líneas de verificación distribuidas en 11 Centros de Verificación Responsable (CVR) y una línea móvil, capacidad instalada para verificar a 183 mil 168 vehículos al bimestre de acuerdo al calendario mes-placa, además, se están en proceso de construcción 79 líneas más”, según lo difundió el Gobierno estatal.

Las líneas de verificación que operan en estos momentos representan el 66.25 por ciento de las que requiere el programa, por lo que falta un tercio de las mismas.

“El mandatario reiteró que no se aplicarán sanciones hasta que se cuente con las condiciones necesarias para que los usuarios realicen su verificación sin ninguna complicación, es decir, cuando el sistema de citas sea más amigable e intuitivo al utilizar y cuando la capacidad instalada del programa sea de por lo menos 80 líneas en el AMG y dos en cada una de las ciudades medias que estarán obligadas”, agregó el Gobierno de Jalisco.

Aire sucio 

El problema, sin embargo, es que Jalisco suma más de cinco años sin contar con un programa de verificación vehicular que esté funcionando a cabalidad, luego de que en el año de 2017 el entonces gobernador del estado, Aristóteles Sandoval Díaz, tomara la determinación de suspender la implementación del modelo que su administración estaba impulsando.

Jalisco suma más de cinco años sin contar con un programa de verificación vehicular que esté funcionando a cabalidad

“He tomado la decisión de posponer la implementación del nuevo modelo de verificación. El objetivo no gravar más la economía familiar con una nueva erogación. (…) este año será de sensibilización y socialización de los efectos del cambio climático y la necesidad de mejorar la calidad del aire“, anunció Sandoval Díaz el 8 de enero de 2017, teniendo como contexto el alza repentina en el costo de los combustibles.

Se supone que el Gobierno de Sandoval Díaz continuó operando el antiguo programa de verificación, sin embargo, los niveles de cumplimiento se desplomaron ese año, de acuerdo con los registros oficiales en el 2017, el grado de cumplimiento que se logró fue de apenas el 15.38 por ciento; mientras que en el año 2012, por ejemplo, llegó a alcanzar el 33.54 por ciento.

Durante la presente administración, este nivel de cumplimiento de la verificación vehicular, que se mide con el indicador de “Porcentaje de vehículos aprobados en verificación de emisiones”, presenta estos resultados –aunque considerando que se encuentra en transición hacia un nuevo modelo-: en el 2019 fue del 4.98 por ciento; en el 2020 fue del 0.13 por ciento; y en el 2021 fue del 0.38 por ciento, según el “Monitoreo de Indicadores del Desarrollo de Jalisco”.

El 7 de febrero de 2019, cuando se presentó el programa de Verificación Responsable, se aseguró que comenzaría a operar ese mismo año, y que las multas se aplicarían desde el 2020.

“El programa inicia en julio, ya es obligatorio en este momento por ley, pero las sanciones como producto de este programa a quien no lo haga iniciarán a partir del primero de enero de 2020, es decir, este es el tiempo de julio a diciembre para afinar tu coche, ir a la verificación y estar en regla”, señaló aquel día el gobernador.

En aquel evento se destacó que la contaminación atmosférica ha sido uno de los principales problemas de salud pública en el Área Metropolitana de Guadalajara (AMG) y que el 96 por ciento de las emisiones contaminantes del AMG, corresponden a las fuentes móviles.

Verificación Responsable, obligación urbana 

Otro cambio relevantes que tendrá el programa de Verificación Responsable es que ahora solo los habitantes de las zonas urbanas de Jalisco estarán obligados a cumplirlo.

Otro cambio que tendrá el programa de Verificación Responsable es que ahora solo los habitantes de las zonas urbanas de Jalisco estarán obligados a cumplirlo

“Aunque el alcance de la Verificación Responsable seguirá siendo estatal, solo será obligatorio para quienes vivan en el AMG y en ciudades medias y sus zonas metropolitanas como Puerto Vallarta, Lagos de Moreno, Tepatitlán, Ocotlán y Ciudad Guzmán.

“Estamos hablando de 2.8 millones de vehículos obligados a verificar y si tú vives en Guadalajara o en cualquier ciudad media, tendrás la obligación de verificar tu vehículo”, expuso el gobernador.

De igual forma se informó que ahora los vehículos de uso intensivo deberán ser verificados solamente una vez al año, y ya no dos, como estaba previsto, para igualarlos con los vehículos particulares. No obstante, para que estos cambios cobren vigencia, el Congreso de Jalisco tendrá que reformar al decreto del programa de Verificación Responsable.

El Fondo Ambiental que se conformaría con los recursos obtenidos de la verificación, y que ascendería a 110 millones de pesos, tendrá estos destinos: 20 millones de pesos para fortalecer la Red de Monitoreo de calidad del aire; 42 millones de pesos para crear un programa de renovación y chatarrización de vehículos para personas en situación vulnerable; tres millones de pesos para la conservación de la biodiversidad; y 45 millones de pesos para proyectos ambientales. 

También puedes leer: El desplome de la verificación en Jalisco