El fiscal General de Justicia de Jalisco, Eduardo Almaguer, confirmó en entrevista de radio que cuenta con imágenes del secuestro, registrado en un restaurante de Puerto Vallarta, gracias a las cámaras de seguridad del establecimiento.

Cerca de la escena, también fue asegurado un vehículo con seis teléfonos celulares y otros objetos personales.

La periodista le preguntó si la imagen de Kate y el hijo de Guzmán que publicó en su cuenta de Twitter había sido hallada en los celulares, pero el fiscal descartó confirmar esa información.

“No podría yo asegurar eso”, dijo a la periodista.

Almaguer dijo que tampoco cuentan con elemento alguno para afirmar que entre los hombres que fueron privados de su libertad se encuentre Iván Archibaldo Guzmán Salazar, hermano mayor de Jesús Alfredo.

Maerker le preguntó si la agresión al hijo de Guzmán Loera provenía de otro cártel.

“Hay una actuación de un grupo delictivo del estado de Sinaloa que acude a un lugar y acciona a este otro grupo delictivo”, dijo Almaguer.

La amistad entre Kate y Guzmán Loera

La actriz Kate del Castillo y Joaquín Guzmán Loera tuvieron una relación de amistad, según publicó la actriz mexicana en un artículo difundido este año en la revista Proceso.

Después de su segunda fuga de un penal de alta seguridad, en 2015, el líder del cártel de Sinaloa contactó a la actriz, la invitó a la actriz a su rancho en Sinaloa y le pidió que lo ayudara a realizar una película sobre su vida.

Del Castillo invitó al actor estadounidense Sean Penn, quien aceptó y realizó el viaje con ella para encontrarse con el único narcotraficante que se ha fugado dos veces de un penal de alta seguridad en México.

La primera vez lo hizo en el 2001, en el gobierno del panista Vicente Fox, escondido en un carrito de lavandería que lo sacó del penal de Puente Grande, en Jalisco.

A menos de un año de su segunda captura, “El Chapo” Guzmán se fugó del penal de alta seguridad del Altiplano, en el Estado de México, supuestamente a través de un túnel que conectaba el piso de su regadera hasta una construcción a más de un kilómetro del penal, el cual recorrió a bordo de una motocicleta.

El encuentro de Sean Penn con “El Chapo” Guzmán quedó documentado en la revista Rolling Stone en enero pasado, cuyas portadas sólo aparecen estrellas de de rock.

Días antes, el capo había sido reaprehendido y se encuentra preso de nuevo en el penal del Altiplano. Desde entonces, el gobierno federal llamó a declarar a la actriz y la comenzó a investigar.

La protagonista de la serie La Reina del Sur tuvo que viajar a Estados Unidos al considerar que se trataba de una persecución en su contra.

“Increíble que la PGR siga sin aceptar que filtraron información mía de manera ilegal a pesar de que los jueces ya lo reconocieron. Exijo respeto al debido proceso, aunque en México por lo que veo NO EXISTE”, publicó en su cuenta de Twitter en mayo pasado.

Tras el secuestro de uno de los hijos de Guzmán Loera, la imagen de la actriz vuelve a ser vinculada con el narcotraficante que ha puesto en jaque a las autoridades mexicanas.

En su cuenta oficial de Twitter, del Castillo no ha hecho comentario alguno sobre el joven con quien se tomó una foto.