La alcaldesa de Chenalhó, Chiapas, su secretario de gobierno y el síndico municipal, fueron retenidos por un grupo de más de 150 pobladores de la comunidad de La Libertad; los funcionarios fueron liberados este viernes, 16 horas después, por pobladores del lugar.

Un grupo de más de 100 personas, simpatizantes de la alcaldesa, anunciaron su intención de rescatar a la fuerza a los tres servidores públicos, quienes se encontraban retenidos desde ayer en la noche.

Según fuentes consultadas por Reporte Índigo, la presidenta municipal Rosa Pérez Pérez, el síndico Lorenzo Pérez Gómez y el secretario de Gobierno, Manuel Áreas Vásquez, fueron sustraídos a la fuerza, al filo de las 22:50 horas, del interior de la presidencia municipal, por un grupo de vecinos inconformes con su gestión de gobierno.

Supuestamente, los tres funcionarios cabeza del gobierno municipal de Chenalhó fueron llevados entre gritos y empujones, a un domicilio particular en la comunidad de La Libertad, distante a 15 kilómetros de la cabecera municipal, donde -hasta el momento- siguen retenidos y sin posibilidad de ningún tipo de comunicación.

La causa de la sustracción y retención forzada de los tres funcionarios fue la presunta tardanza en la entrega de recursos de desarrollo social, concretamente del programa de entrega de láminas para viviendas, pero ese pudo ser sólo un pretexto, explicó una fuente, quien aseguró que el problema tiene un trasfondo político.

Presuntamente, la presidenta municipal Rosa Pérez no apoya las aspiraciones de Abraham Cruz Gómez, su ex tesorero, quien ahora pretende el registro para ser candidato a la presidencia municipal de esa localidad, abanderado por el Partido Verde Ecologista de México (PVEM), mismo del que emanó la alcaldesa.

La versión extraoficial del conflicto refiere que Rosa Pérez ha tratado de impedir el registro de Abraham Cruz Gómez, razón por la que sus detractores decidieron retenerla junto con sus dos principales colaboradores, en tanto se oficializa el registro del aspirante a candidato del PVEM ante la autoridad electoral.

Cabe señalar que la retención de Rosa Pérez, Lorenzo Pérez y Manuel Áreas, se realizó sin que manifestaran algún intento de oposición tanto el cuerpo de policías municipales que custodian el palacio de gobierno, así como los escoltas asignados por la Fiscalía del Estado a la seguridad personal de la alcaldesa.

En Chenalhó se mantiene vivo un conflicto de ingobernabilidad, que detonó apenas en diciembre pasado, cuando un grupo de comuneros de Majumpepentik se confrontaron con otro grupo de habitantes de Chalchihuitán, por la disputa de más de 800 hectáreas de suelo, asunto en el que la alcaldesa decidió no intervenir.