[kaltura-widget uiconfid=”39952882″ entryid=”0_4k7xt1pv” responsive=”true” hoveringControls=”false” width=”100%” height=”75%” /]

En la historia reciente de México han existido crisis post electorales, en un hecho inédito, el país vive un conflicto político que podría terminar en un apuro económico y atraso en materia legislativa.

Por las disputas y pleitos entre legisladores ocasionados por la destitución de Santiago Nieto al frente de la Fepade, el Senado se ha paralizado; ya sea por toma de tribuna o por falta de quórum ya van dos días de sesión que no se realizan.

Por la inflexibilidad de la bancada del PRI y de la oposición, el panorama para hoy es similar, parálisis en el Senado. En medio de este estancamiento queda la Ley de Ingresos para el próximo año y la restitución o destitución de Santiago Nieto.

Además, el Senado tiene pendiente un sinnúmero de nombramientos más, principalmente, relacionados con la procuración de justicia y el combate a la corrupción.

Luis Sánchez dijo que el PRI pretende ocultar que dinero de Odebrecht habría llegado a la campaña electoral del tricolor en 2012

Toma de Tribuna

En 2006, México vivió una crisis política originada por la diferencia estrecha entre los candidatos punteros, la elección se definió por apenas el .56 por ciento de los votos. En aquel entonces, la legislación electoral fue insuficiente para lidiar con una elección así de cerrada y conflictiva.

Los partidos que reclamaron fraude bloquearon los accesos y tomaron la tribuna para impedir que Felipe Calderón tomara protesta.

Iniciado el proceso electoral de 2017-2018, se vive una crisis de división de posturas en el legislativo que podría perdurar unos días más. El escenario es similar, toma de tribuna y ausencias.

El primero de septiembre de este año en la Cámara de Diputados pasó algo similar, el PAN encabezó las protestas por el pase automático del entonces procurador, Raúl Cervantes como fiscal general y se opuso a la instalación de la Mesa Directiva hasta que se eliminara el pase del #FiscalCarnal.

El día de ayer, por falta de quórum, la sesión en el Pleno del Senado en la que se pretendía analizar la restitución de Santiago Nieto al frente de la FEPADE se canceló por ausencia del grupo parlamentario del PRI y del Verde Ecologista de México, a la sesión, solamente se presentaron 45 senadores de los 128, ocasionando un vacío legislativo.

“En virtud de que no se reúne el quórum legal se levanta la sesión y se cita a la siguiente el día de mañana a las 11 horas”, dijo el presidente del Senado, Ernesto Cordero.

Aún en el salón del Pleno, el panista lamentó que no existieran condiciones para sesionar y resolver el tema de Santiago Nieto.

Cancelada la sesión, los dimes, diretes y pleitos entre los senadores comenzaron, los primeros en salir a hablar fueron los integrantes de la oposición quienes acusaron al PRI y al Verde de crear un vacío para dejar pasar los días y que se cumplan los 10 hábiles en las que se puede objetar la destitución de Santiago Nieto.

“El PRI mandó a unos poquitos a registrarse con la intención de que no existiera el quórum, la suma del PRI y el Verde son 62 en total, 63 más el independiente Cárdenas que registró su asistencia y es obvio que hicieron el vacío, nosotros estábamos atentos, si estaban los priistas y el verde, nosotros íbamos a acudir a la sesión pero nunca llegaron, son ellos los responsables y sí creo que tiene que ver con una estrategia de agotar los 10 días, ellos pretenden eso, no lo vamos a permitir”, argumentó Luis Sánchez, Líder parlamentario del Partido de la Revolución Democrática.

El senador argumentó que con la remoción de Santiago Nieto, el Revolucionario Institucional pretende ocultar los supuestos actos de corrupción en los que dinero de la empresa constructora Odebrecht habrían llegado a la campaña electoral del PRI en 2012.

“Con esta acción el PRI pretende retroceder varias décadas a la época del autoritarismo y presidencialismo (…)  con esta acción pretenden tomar ventaja en el próximo proceso electoral, con esta acción lo que se pretende es ocultar la corrupción de la empresa Odebrecht en México”, agregó Luis Sánchez.

“Con esta acción el PRI pretende retroceder varias décadas a la época del autoritarismo y presidencialismo (…) con esta acción pretenden tomar ventaja en el próximo proceso electoral, con esta acción lo que se pretende es ocultar la corrupción de la empresa Odebrecht en México”
Luis SánchezLíder parlamentario del PRD

‘Hacer las cosas como Dios manda’

El pasado martes, en la Junta de Coordinación Política y por voto nominal la propuesta del PRI ganó: la restitución de Santiago Nieto se resolvería en el Pleno mediante una votación por cédula (anónima) después de escuchar su versión y la del encargado del despacho de la PGR, Alberto Elías Beltrán contra la propuesta de la oposición que señalaba que primero el asunto pasara por la Comisión de Justicia y la elección en el Pleno fuera por tablero (pública).

“No aceptamos una votación secreta a un tema del agravio público, hemos definido nuestra conducta de manera pública y pública vamos a hacer nuestra postura sobre esta coyuntura. El día de mañana fuimos citados a sesión y seguiremos insistiendo para que el PRI cambie de postura (…) seguiremos en la lucha y aquí nos vemos mañana”, dijo el Coordinador del PAN, Fernando Herrera.

En boca del senador del PT Manuel Barlett, el PRI faltó a la sesión por no tener los votos necesarios para ganar y acusó que “quieren quitar a un fiscal incómodo para poner a otro a modo”.

La oposición cuenta con que todos los legisladores, del PAN, PRD, PT y cuatro independientes voten a favor de la restitución, pero internamente, los autonombrados “rebeldes” del PAN con su intención de voto puede cambiar.

“Estamos a favor de la institucionalidad, que se hagan las cosas como Dios manda, en escuchar a las dos partes (…) yo estoy dispuesto a enseñar la boleta de cómo voté, pero no sé cual va a ser el sentido de mi voto hasta que no escuchemos lo que tiene que decir cada quien y se presenten los elementos”, manifestó el Senador Javier Lozano, quien acusó a sus compañeros de bancada por tener secuestrada la Ley de Ingresos.

“La peor de las irresponsabilidades es secuestrar la Ley de Ingresos (…), ¿qué no están viendo cómo está el tipo de cambio? ¿qué no están viendo como está la Bolsa de Valores? ¿qué no están viendo cómo nos ven las calificadoras? y encima de todo están aquí jugándole al secuestro, ya pasó en la Cámara de Diputados con el tema del Fiscal Carnal, ahora lo están haciendo aquí en el Senado de la República, sin importar que la Ley de Ingresos manda una señal muy potente a los mercados, me parece que estamos en medio de una feria de vanidades, de irresponsabilidades y que todo tiene que ver con la época preelectoral”, agregó Lozano.

En ese sentido, Emilio Gamboa, coordinador del PRI dijo que con la restitución de Nieto la oposición busca tener un Fiscal Carnal Electoral.

“Hay intereses de ellos por ceder a un fiscal carnal electoral, y aquí como en cualquier democracia del mundo quien gana es la mayoría (…) Que buscamos, la legalidad que no quede menor duda que eso es lo que queremos. Buscamos un voto sincero y democrático que sea en urna, como lo hemos hecho en todos los nombramientos que hace el Senado de la República”, dijo Gamboa en conferencia.

Ambas fracciones no han cedido y así seguirán los días hasta que el plazo de los 10 días se venza o la crisis política y económica arrecie.

El senador priista Emilio Gamboa atacó a la oposición de querer chantajear con la Ley de Ingresos