Gudiño de Santiago identificó a Jorge Jair como el autor del homicidio, pero lo que nunca reveló es que era amigo de Cid Jasso y de Catherine Dominque


"(…) salimos a dar una vuelta y por el hotel Paris o Niza, uno de esos dos, había dos muchachos y me dejó la moto enfrente y se bajó y mató a uno… o dos. Creo que fue uno allí. Nos seguimos derecho. Yo no le dije nada ni para echarme a correr. Le seguimos derecho y dimos vuelta hacia la izquierda, pero no sé en cuál calle. Y ahí llegamos con unos taqueros y ahí mató a dos y uno se quedó así llorando"

Catherine Dominique Brisson Rosario

cómplice de Édgar Cid Jasso


Las pruebas a su favor son contundentes: una coartada que confirma que la madrugada del 14 de marzo se encontraba dormido en su casa en Villas de San José, a más de 15 kilómetros de la escena del crimen

https://youtu.be/4XjBOIO8_ds

Jorge Jair Palestina Alonso tiene 25 años de años de edad y desde hace 5 está recluido en el Centro Preventivo y de Readaptación Social del Municipio de Cuautitlán, en el Estado de México, acusado de cometer un crimen.

“Mi hijo es inocente”, afirma Jorge Palestina Altamirano, padre de Jorge Jair, un chico que trabajaba para la empresa familiar dedicada al reciclaje de plástico y era además estudiante de la carrera de Derecho en la Unitec.

Que su padre esté convencido de la inocencia de su hijo es hasta cierto punto entendible y lógico. Pero en este caso lo que respalda la no culpabilidad de Jorge Jair -y la injusticia que enfrenta actualmente- son las pruebas, periciales y testimonios que concluyen que la madrugada del 14 de marzo de este año este joven no asesinó de un disparo en la cabeza a Aldo Michel Cruz Herrera, en la vía pública frente al Autohotel Paris, en la colonia San Pablo de las Salinas, en el municipio de Coacalco.

Las pruebas a su favor son más que contundentes: una coartada que confirma que la madrugada del 14 de marzo –en el momento en que se cometió el asesinato- Jorge Jair se encontraba dormido en su casa en la colonia Villas de San José, en este municipio del Estado de México, a más de 15 kilómetros de la escena del crimen.

Además existe para su defensa un peritaje de identificación que concluye que la persona que aparece en el video captado por una cámara de seguridad del motel Paris disparando contra Aldo Michel Cruz Herrera no corresponde ni con su estatura ni complexión física.

Hay otra pericial importante para su causa: el arma calibre .9 mm, que se utilizó ese mismo día para asesinar a cuatro personas más en la zona de la colonia Villa de Flores, en el municipio de Coacalco, es la misma que mató a Aldo Michel.

Pero la prueba clave es la declaración de una mujer que prácticamente delata a su pareja –Edgar Cid Jasso, alias “El Güero”- como el autor de esos asesinatos… incluido el que la Procuraduría de Justicia del Estado de México le imputa a Jorge Jair.

Las pruebas que lo exoneran están en la carpeta de investigación 665770550005715, que lleva el Agente del Ministerio Público, Alfredo Garduño Figueroa.

El miércoles –pese a las pruebas y testimonios que comprueban la inocencia de Jorge Jair- el Ministerio Público solicitó la pena mayor de 70 años de prisión por su responsabilidad en este crimen.

“¡Se echan a 5!”, fue uno de los titulares del periódico La Prensa de la edición del 15 de marzo.

La nota, firmada por el reportero policiaco Álvaro Velázquez, registraba los cinco asesinatos que habían ocurrido la madrugada del 14 de marzo en el municipio de Coacalco, Estado de México.

Escribió Velázquez en su nota: “En un lapso que no duró ni una hora, dos sujetos que viajaban en una motocicleta deportiva verde con franjas negras, asesinaron a balazos esta madrugada en distintos puntos de este municipio a 5 hombres, según versiones de la policía, al parecer en un ajuste de cuentas entre presuntos distribuidores de droga”.

‘Mató a uno… o a dos’

Le dicen “La Morena” por su piel oscura y sus facciones fuertes. Tiene 21 años de edad y se llama Catherine Dominique Brisson Rosario.

En su perfil de Facebook le gusta publicar fotos de ella en fiestas y posando con armas.

El testimonio de Brisson Rosario –identificada como la cómplice de Édgar Cid Jasso en los asesinatos del 14 de marzo en Coacalco- es fundamental para demostrar la inocencia de Jorge Jair.

El 20 de mayo la mujer fue detenida junto con su pareja, durante un enfrentamiento con elementos de la Comisión Estatal de Seguridad Ciudadana del Estado de México.

En el interrogatorio Brison Rosario delató a su novio y aseguró que era el autor de los 5 asesinatos incluyendo el de Aldo Michel Cruz Herrera.

“Yo llegué de trabajar ese día. Cuando llegué a su casa (Édgar Cid Jasso) estaba tomando. Entré, me enojé porque estaba gente que me caía mal y le comencé a decir de cosas. Me dijo: “vamos a dar un rol”. Y ya salimos a dar una vuelta y por el hotel Paris o Niza, uno de esos dos, había dos muchachos y me dejó la moto enfrente y se bajó y mató a uno… o dos. Creo que fue uno allí. Nos seguimos derecho. Yo no le dije nada ni para echarme a correr. Le seguimos derecho y dimos vuelta hacia la izquierda, pero no sé en cuál calle. Y ahí llegamos con unos taqueros y ahí mató a dos y uno se quedó así llorando”.

En ese momento del interrogatorio un agente Ministerial le pregunta a la mujer el motivo por el cual su novio mató a las personas.

Ella no contesta y sigue con su relato.

“..Y fue cuando les robó su alcancía…

-¿A los taqueros?

-Sí, y me dijo: “Agarra el dinero que se cayó” y yo sólo estiré la mano así y se lo di. Nos seguimos derecho, ya no me acuerdo por dónde nos fuimos. Venía un grupo de muchachos, varios, como de una fiesta, fresones, y a uno le dijo: “¡Dame tu teléfono!”, y le empezaron a decir: “¡Pinche puto!”, y fue cuando mató a otros dos. Uno tiró el teléfono y él se agachó y nos fuimos en la moto.

-¿Dónde quedaron esos equipos?

-Los vendió. No sé dónde pero los vendió. Hasta luego los regalaba.

-¿Esa noche contigo cuántas personas mató?

-Cinco.

Uno de las cinco personas que asesinó ese día Cid Jasso fue a Aldo Michel Cruz Herrera, en la calle Eje 3, frente al motel Paris en la colonia San Pablo de las Salinas.

El mismo crimen por el cual está acusado Jorge Jair y que lo tiene recluido desde el mes de marzo en el Centro Preventivo y de Readaptación Social del Municipio de Cuautitlán, en el Estado de México.

Hasta Damián Canales Mena, comisionado de Seguridad Ciudadana del Estado de México, presumió la detención de Cid Jasso y lo presentó como responsable de los 5 homicidios de la madrugada del 14 de marzo.

“Édgar Cid Jasso narró con detalle los homicidios ya mencionados,  que señala haber cometido porque tiene resentimiento en contra de la sociedad, además de que el arma que le fue asegurada es con la que presumiblemente cometió los diversos homicidios”, explicó Canales Mena en la rueda de prensa.

El video que delata al verdadero asesino

El asesinato de Aldo Michel –ocurrido cerca de las 4 y media de la mañana- fue grabado por una de las cámaras de seguridad del Autohotel Paris.

En las imágenes se observa cuando Aldo Michel y su amigo Christofer Chávez Salgado caminan por la banqueta y se acercan a un taxi conducido por Rogelio Gudiño de Santiago.

Por la avenida del Eje 3 se ve que se desplaza un hombre a bordo de su motocicleta junto con una mujer.

En el video se registra cuando el motociclista detiene su moto algunos metros detrás del vehículo de alquiler, se baja de ella y camina hacia los chicos que hablan con el taxista.

De imprevisto le dispara en la cabeza a Aldo Michel mientras que su amigo Cristopher corre a refugiarse en las jardineras del motel.

En las imágenes se ve que el asesino es una persona más alta que Jorge Jair. Su complexión es diferente al igual que su modo de andar.

Esto según el dictamen pericial en materia de criminalística en métodos de identificación, realizado por María Luisa Castro López, perito en criminalísticas y métodos de identificación.

Castro López comparó las fotografías de los dos acusados y las imágenes para determinar si la persona que aparece disparando a Aldo Michel en el video se trata de Jorge Jair.

“No corresponde en altura ni en la complexión”, concluyó la experta en su peritaje.

La defensa de Jorge Jair presentó entonces a la perito una fotografía de Edgar Cid Jasso.

La especialista no lo dudo: se trataba del asesino de Aldo Michel captado en los videos de la cámara de seguridad.

Los testigos de la Procuraduría

Uno de los dos testimonios que incriminan a Jorge Jair es el de Christofer Chávez Salgado, amigo de Aldo Michel, que el día del ataque iba caminando con él por el Eje 3 en la colonia Villa de Flores.

Minutos antes del asesinato, Chávez Salgado había estado bebiendo con Aldo Michel –según su declaración- en una fiesta organizada por unos amigos.

En el video de las cámaras de seguridad de Autohotel Paris se observa que Chávez Salgado corre hasta una jardinera de este motel cuando observa bajarse a Cid Jasso de su motocicleta armado.

“¡Ya valieron madres!”, gritó Cid Jasso (según la declaración rendida del taxista) cuando se acercó y disparó en la cabeza a Aldo Michel

¿Qué hizo su amigo después del ataque? ¿Intentó auxiliar a Aldo Michel? ¿Llamó a una ambulancia?

No, nada de eso.

Christofer salió corriendo directo a su casa dejando atrás el cuerpo de su amigo Aldo Michel.

En la mañana cuando uno de los hermanos de la víctima le preguntó por él, Christofer no se atrevió a contarle la verdad y se puso a buscar a Aldo Michel con los familiares cuando ya sabía que estaba muerto.

“Me asusté y no le dije nada a nadie”, confesó en su declaración rendida ante el Ministerio Público.

Ese es el testigo en el que la Procuraduría de Justicia del Estado de México basa su acusación en contra de Jorge Jair.

El otro testigo que identifica a Jorge Jair como el hombre que mató a Aldo Michel es Rogelio Gudiño de Santiago, un taxista “pirata” que da servicio a clientes del motel Paris.

A él le tocó observar el asesinato desde su taxi. Los dos chicos, Aldo Michel y su amigo Christofer, lo abordaron para preguntarle si podía llevarlos al antro el Cuevón, ubicado en Bulevar Coacalco.

Gudiño de Santiago identificó a Jorge Jair como el autor del homicidio, pero lo que nunca reveló es que era amigo de Cid Jasso y de Catherine Dominque, la pareja detenida por las autoridades como responsables de los cinco asesinatos.

En la página de Facebook del taxista hay varias fotos en compañía de “La Morena”.

¿Es parte de un encubrimiento?

Quizás.

Pero su testimonio tiene hoy a un joven inocente en la prisión acusado por un asesinato que no cometió.