Yasmín Esquivel Mossa, ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), rechazó otorgar una suspensión a los partidos políticos que conforman la alianza Va Por México, que solicitaron que funcionarios dejen de difundir la consulta para la revocación de mandato del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

El pasado jueves, la ministra admitió a trámite la impugnación que permite que los funcionarios difundan la consulta de revocación de mandato, promovido por los partidos Acción Nacional (PAN), de la Revolución Democrática (PRD) y Revolucionario Institucional (PRI).

“Se tienen por presentados a los promoventes con la personalidad que ostentan, y se admite a trámite la acción de inconstitucionalidad que hacen valer; sin perjuicio de los motivos de improcedencia que se puedan advertir de manera fehaciente al momento de dictar sentencia”, señala el acuerdo.

Asimismo, la ministra Margarita Ríos-Farjat negó otorgar la suspensión dentro de la controversia constitucional promovida por la Cámara de Diputados, con la cual pretendía que se frenara el acuerdo de la Comisión de Quejas y Denuncias del Instituto Nacional Electoral (INE).

Lee: “Pura trampa”, AMLO asegura que INE sólo sanciona a la 4T por consulta de revocación

Fue el 23 de marzo cuando Marko Cortés, líder del Partido Acción Nacional (PAN), declaró que esperan que la Corte declare inconstitucional esta reforma que busca cambiar las reglas del juego.

“Esto es absolutamente inaceptable, estamos en medio de una consulta tergiversada de la revocación de mandato que el propio presidente de la República impulsó, que ellos mismos aprobaron, pero que ahora al ver el desinterés de la sociedad en participar en esta gran farsa están cambiando las reglas del juego para que los funcionarios de Gobierno destinen su tiempo, que deberían destinarlo a darnos resultados para hacer promoción para que la gente vaya a votar en esta falsa consulta de revocación de mandato en lo que hoy es más bien una ratificación de mandato”, declaró.

La impugnación ocurre luego que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación determinó anular el decreto que permitía a funcionarios públicos hablar sobre la consulta de revocación de mandato del próximo 10 de abril.