Las “corcholatas” comienzan a acomodarse dentro de Morena y tanto en lo público como en lo privado inician los destapes, los dimes, los diretes y los actos multitudinarios disfrazados de giras de trabajo, pero que en realidad sirven para ir midiendo fuerzas.

Ante las suspicacias de fractura por la candidatura presidencial, el dirigente nacional de Morena, Mario Delgado, anunció el inicio de la ruta para la reorganización interna del partido, e hizo un llamado a los distintos actores del movimiento a propiciar la unidad con el objetivo de tener un instituto fuerte y competitivo de cara a 2024, recalcando que lo importante es mantener el proyecto de transformación, y no la persona que lo encabece.

“Tenemos que reorganizar nuestra vida interna para ser todavía más fuertes en la formación política y en la disputa electoral; el objetivo es tener un partido fuerte, organizado y unido para el 2024. Para que, independientemente de quién gane la encuesta rumbo a la Presidencia, encuentren un partido listo para ir a la contienda y se asegure la continuidad de la Cuarta Transformación”, dijo el líder del partido en el poder.

De igual manera, pidió a sus bases, a los dirigentes, delegados estatales, miembros del Comité Ejecutivo Nacional, pero sobre todo a las “corcholatas” mantener un compromiso de unidad y respeto, es decir, promover abiertamente sus aspiraciones, pero sin dividir al partido.

“El proceso electoral del 2024 no debe contaminar el proceso de reorganización interna. Si alguno de nosotros cayera en tentación deslegitimaría el proceso; si hay apoyo del partido hacia alguien, estaríamos dando razones para dividir al movimiento. Por eso, vamos a actuar de manera institucional. Desde Morena les garantizamos reglas claras y piso parejo”, aseguró el líder morenista.

Este llamado de unidad fue la respuesta de la dirigencia nacional de Morena al activismo e intercambio de declaraciones que han hecho aspirantes presidenciales como el canciller Marcelo Ebrard, quien tuvo un provechoso encuentro con militantes en Jalisco, o Adán Augusto López, que estuvo de visita el fin de semana en Puebla.

El baile de la sucesión en Morena

Desde el corazón de los gobiernos de Movimiento Ciudadano, Guadalajara, el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, convocó a sus estructuras en todo el país a “activarse” para así ganar la encuesta interna de Morena a la candidatura presidencial.

”Hubo mucha especulación que si es un destape la reunión de hoy (domingo 19 de junio), pero déjenme decir algo: a mí el presidente ya me destapó cinco veces, en las mañaneras, entonces ya me pueden ustedes considerar que estoy destapado, (…) entonces ya somos una ‘corcholata’ reconocida.

“Vamos a organizarnos, vamos a caminar, vamos a recorrer toda la República mexicana, todos los estados de la República mexicana para escuchar cómo estamos, los puntos, las propuestas, escuchar y después proponer. También proponer y decir qué pensamos sobre el futuro. Vamos a hacerlo para competir en una encuesta para una posición interna”, insistió Marcelo.

El canciller además midió fuerzas con sus otros rivales internos al decirles que él va arriba de las encuestas de los posibles presidenciales.

Por su parte, Adán Augusto tras su visita a Puebla comenzó a prometer como si estuviera en campaña. Durante un mitin en la entidad, el secretario de Gobernación mostró su respaldo para que el Aeropuerto Internacional de Huejotzingo se convierta en un gran centro logístico de carga.

Incluso, Adán Augusto protagonizó el inicio de la lluvia de dimes y diretes al responder a la nueva campaña de Marcelo Ebrard para mantenerse en contacto con la ciudadanía a través de WhatsApp.

“Yo sí respondo, aquí está el número personal, mándenme un mensaje y póngame a prueba, nada más que de política solo podemos hablar los domingos, pregunte lo que quiera” dijo el funcionario público federal.

Sobre el destape de Ebrard, la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, aseguró que el canciller está en todo su derecho.

“Él está en su derecho, ningún comentario en particular. Al presidente, agradecer que nos ha mencionado en diferentes ocasiones y ya dependerá en su momento lo que vaya a planear la encuesta.

“De parte de nosotros, siempre por la transformación, siempre vamos a buscar la unidad en nuestro movimiento por encima de todo”, dijo Sheinbaum.

Por otra parte, Ricardo Monreal hizo un llamado a los otros aspirantes a cuidar la ley electoral, con un tono que más que de recomendación sonó a advertencia.

“Yo recomendaría al Club de los Elegidos, por no llamarle el Club de las Corcholatas, que tengan mucho cuidado con la ley, yo voy a ser muy estricto en observar la ley y se vería mal que un constructo de la ley, despreciara la ley, todos debemos de cuidar la ley. (…) Yo en lo personal, sin negar mi aspiración, no voy a violar la ley”, dijo Monreal.

Hace casi un año el presidente López Obrador comenzó a destapar a sus favoritos para que lo sucedieran en la Presidencia y aunque la lista ha cambiado conforme pasan los meses y se ha mostrado más afín con unos que con otros, el mandatario está consciente de que el baile de sucesión ya inició.

“La única cosa es que no se distraigan de sus funciones”, puso como único requisito el político tabasqueño.

Hace casi un año el presidente López Obrador comenzó a destapar a sus favoritos para que lo sucedieran en la Presidencia de la República

También puedes leer: Ricardo Monreal se lanza contra “corcholatas”; las califica de endebles y caprichosas