"Nosotros, como garantes de los derechos humanos, no escatimaremos esfuerzos para responder a dicho reclamo, combatiendo la impunidad. Y nadie –nadie- está exento de este escrutinio"
Alfredo Gutiérrez Ortiz MenaMinistro de la SCJN
Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena es uno de los seis candidatos a suceder al ministro Juan Silva Meza en la presidencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación

México atraviesa por una crisis social que se demuestra en los “graves eventos” que han sucedido en el país, por los que la sociedad vive secuestrada por la violencia, afirmó Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena, el más joven de los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

Durante la presentación de su informe de labores como ministro presidente de la Primera Sala del máximo tribunal del país, Gutiérrez Ortiz Mena lamentó que la sociedad viva con miedo y aseguró que no se permitirá que haya más impunidad.

“Hoy –hay que decirlo- nuestro país atraviesa por una crisis social. Los graves eventos sucedidos en nuestro territorio en los últimos tiempos así lo demuestran. Tenemos una sociedad con miedo, secuestrada por la violencia. Que quede claro: el Poder Judicial de la Federación no va a permitir la impunidad”, sentenció el ministro.

Gutiérrez Ortiz Mena es uno de los seis candidatos a suceder al ministro Juan Silva Meza en la presidencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

En su discurso, Gutiérrez Ortiz Mena sostuvo que las autoridades tienen la obligación de asegurar el respeto universal y efectivo de los derechos humanos, toda vez que el desconocimiento de estos han originado actos de barbarie.

“Debemos, pues, ir un paso adelante y responder a la legítima preocupación social. La población confía en que –ante la gravedad de los hechos que vivimos- la ley se cumpla en beneficio de la gente.

“Nosotros, como garantes de los derechos humanos, no escatimaremos esfuerzos para responder a dicho reclamo, combatiendo la impunidad. Y nadie –nadie- está exento de este escrutinio”, aseguró el ministro.

El juez al servicio de las personas

Con apenas 45 años de edad, Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena no solo es el ministro más joven de la SCJN, sino uno de los más nuevos, pues entró en funciones el 3 de diciembre del 2012.

Antes de ser ministro de la Corte, fungió como titular del Sistema de Administración Tributaria (SAT) y ocupó varios cargos en la Secretaría de Hacienda.

No haber pertenecido con anterioridad al Poder Judicial, sin embargo, no le impidió dar un mensaje político en el informe de labores de la Primera Sala de la SCJN, que preside desde octubre pasado, en el que afirmó que este Poder debe ser garante del acceso a la justicia para todos los ciudadanos.

“Debemos, hoy más que nunca, transmitir a la población que el Poder Judicial, reitero, no va a permitir la perpetuación de la violencia y la impunidad. La sociedad, ya se sabe, está cansada y busca una respuesta”, expuso ante el pleno de la SCJN.

Gutiérrez Ortiz Mena sostuvo que deben atenderse las demandas y “pretensiones legítimas” de las víctimas y garantizarse el acceso real a la justicia.

“Estoy convencido que la razón de tener una autoridad judicial no es la de investir a alguien con la autoridad de un juez, sino la de establecer un juez al servicio de las personas”, consideró el ministro.

‘No podemos ser indiferentes’

En la presentación de su informe como presidente de la Segunda Sala de la SCJN, el ministro Luis María Aguilar Morales también se refirió a la situación que vive el país y afirmó que la Corte no puede ser indiferente.

“Nadie con conciencia, con sentido de hacer el bien, con solidaridad fraterna, puede ser indiferente a las voces de reclamo de todos los que sufren en su familia y en carne propia el dolor de la pérdida, la sensación de impotencia ante el crimen.

“Los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, como jueces, pero sobre todo como mexicanos, no podemos ser indiferentes a ese dolor, a esos reclamos, y nos unimos como uno solo. 

“Reprochamos abiertamente el delito, la violencia, la complicidad y la corrupción, que solo demeritan a nuestro querido México”, expuso ante el Pleno de la SCJN.