Hugo Valdemar, ex vocero de la Arquidiócesis, informó este jueves que que el cardenal emérito Norberto Rivera Carrera fue desintubado y se encuentra en cuidados intermedios tras enfermar de COVID-19.


El señor Cardenal Norberto Rivera ha sido desintubado el día de ayer, permanece en cuidados intermedios y continúa una mejoría en general. Sigamos orando por él. Reporte del 28 de enero

Hugo Valdemar

Exvocero de la Arquidiócesis

El 17 enero, el arzobispo primado de México, Carlos Aguiar Retes, dio a conocer que el cardenal emérito  fue hospitalizado con diagnóstico positivo a COVID-19.

El líder de la iglesia católica en México aseguró que su antecesor está siendo debidamente atendido.

Lee: Tras rumores de fallecimiento, Arquidiócesis aclara que Norberto Rivera presenta mejoría

Sin embargo, el exvocero de la Arquidiócesis durante el periodo en el que Rivera estuvo al frente, acusó que el Arzobispo emérito no recibía apoyo de la institución, la cual se negó a pagar sus gastos hospitalarios.

Según Valdemar, Rivera se encontraba “abandonado” económica y espiritualmente, mientras padecía sedado e intubado.

De acuerdo con las declaraciones de Valdemar, Aguiar Retes advirtió que no costearían los gastos médicos de Rivera, a quien le cobraron 80 mil pesos al ingresar al hospital Mocel.

Al respecto, la Arquidiócesis Primada aclaró que atenderse en un hospital particular fue decisión de Rivera y que el Arzobispo emérito debería costear sus propios gastos hospitalarios.

El 20 de enero, Norberto Rivera Carrera recibió la extremaunción.

La extremaunción es un sacramento de la religión católica que se realiza a las personas que se encuentran enfermas y ven cerca el final de su vida terrenal.

Te recomendamos: Arquidiócesis aclara: cardenal Norberto Rivera decidió atenderse en hospital privado