El exgobernador de Tamaulipas, Eugenio Hernández, obtuvo una suspensión temporal contra la orden de extradición a los Estados Unidos, luego que un juez admitió la demanda que presentaron los abogados del exfuncionario.

El juzgado décimo segundo de Distrito con sede en Tamaulipas concedió la suspensión temporal, hasta que resuelva si ampara o no a Hernández, es decir, no puede ser extraditado hasta que el juez concluya con la revisión del caso.

El pasado 17 de octubre, un juez federal ordenó la detención provisional con fines de extradición de Hernández, en respuesta a la petición de Estados Unidos.

El exgobernador fue detenido el pasado 6 de octubre en Ciudad Victoria por los delitos de peculado y lavado de dinero.

La investigación señala que Hernández Flores, a través de Alberto Berlanga Bolado y la empresa GMC S.A de C.V, de Altamira, realizó en 2007 una operación de compra por 16 millones de pesos de un terreno de mil 600 hectáreas, localizadas en el Puerto Industrial de ese municipio, que pertenecen en realidad al patrimonio del estado.

La información señala que las mil 600 hectáreas, tienen actualmente un valor real que asciende a mil 584 millones de pesos.

Establece que para la operación de compra-venta participaron las empresas; Materiales y Construcción Villa de Aguayo, propiedad de Fernando Cano Martínez, presunto prestanombres de Tomás Yarrington, y GMC de Altamira, propiedad de Alberto Berlanga Bolado, ex Secretario de Obras Públicas y Desarrollo Urbano en el gobierno de Hernández Flores.