57,000

electores
le dieron el voto a ‘Kuma’ en la elección pasada


"Los partidos no han entendido la lección, no han entendido que no nos han representado de forma adecuada. Y en lugar de mejorar, les es más conveniente limitar la figura (de independiente)”

Pedro Kumamoto

diputado local independiente por el distrito 10 de Zapopan


“No me he comprometido con alguien en sacar un tema en particular, pero éste y muchos temas tendrán que salir; no quiere decir que el tema se va a desechar o congelar”

José Luis Munguía

diputado local del PAN

https://www.youtube.com/watch?v=c-2s4uAv_Mo

“¿Ya empezaron a resanar las grietas del muro?”, escribió hace una semana aproximadamente el usuario Carlos Estrada en su cuenta de Facebook.

La frase la acompañaba con la noticia de un diario local: los diputados integrantes de la Comisión de Puntos Constitucionales en el Congreso de Jalisco habían retirado una iniciativa para reformar la Ley Orgánica de este poder.

Tales cambios tenían un fin: proporcionar más facultades y mayor participación a Pedro Kumamoto, el diputado electo independiente por el distrito 10 local de Zapopan, quien utilizó como eslogan de campaña “Los muros sí caen”, para referirse a la partidocracia en la entidad y en el país.

En la sesión de aquella comisión, presidida por el panista Hernán Cortés –quien ya solicitó licencia para saltar al siguiente cargo, el de legislador federal– los diputados de todas las fracciones parlamentarias pidieron que se retirara un dictamen ya elaborado, llamado por la prensa como “Ley Kumamoto”

“Los compañeros diputados requieren más tiempo para analizar este dictamen junto con otras reformas a la Ley Orgánica”, declaró el 5 de agosto, Cortés quien, una semana anterior, acompañado de Kumamoto, había previsto que antes que finalizara el mes, los cambios a la legislación estarían concretados.

El coordinador de los panistas en el Congreso local, José Luis Munguía, atizó ese día al decir que no se legislaba para una sola persona; el equipo de Kumamoto contestó: no se trata de un ciudadano, sino de 57 mil que votaron por él.

Al paso de los días, Kumamoto, con la cabeza un poco más fría, reconoce que no entiende la dinámica tradicional de los partidos políticos representados en el poder Legislativo de Jalisco.

“No entendemos bien qué quieren decir, que si no quieren legislar porque se trata de beneficiarme, pero no es así, les hemos planteado que no es darme mejores condiciones que a los demás, sino de una mayor equidad para hacer el ejercicio para que fuimos electos, de forma más completa”, dice en entrevista con Reporte Indigo.

Lo que ha planteado Kumamoto no es cosa del otro mundo. Sólo ha pedido que presida una comisión –quiere la de Participación Ciudadana–, tener vocalía en otras cuatro (las de Hacienda y Administración, y tal vez Cultura y Movilidad), y poder estar presente en la llamada Junta de Coordinación Política. Nada más.

Eso lo saben los partidos. El mismo Kumamoto tuvo acercamientos con el priista Héctor Pizano –hoy secretario del Trabajo estatal– y el mismo Hernán Cortés. 

“Se había desarrollado una buena chamba con priistas y panistas; pedimos en su momento que yo presidiera una comisión, ser vocal hasta de cuatro, y convertirme en fracción parlamentaria. 

“No pedimos ser fracción parlamentaria para recibir dinero, sino para poder participar en la Junta de Coordinación Política, porque la ley marca que es necesario ser fracción para participar; se trata de tener los mismos derechos”, añade.

Obstáculos y amparos

Los partidos en el Congreso del Estado (PRI-PVEM, PAN, PRD y MC) han postergado la discusión en torno a las modificaciones propuestas a favor del independiente.

El 6 de agosto, el coordinador panista, José Luis Munguía, suavizó sus palabras de un día anterior. 

“No me he comprometido con alguien en sacar un tema en particular, pero éste y muchos temas tendrán que salir; no quiere decir que el tema se va a desechar o congelar”.

Aplazar, postergar, alargar la discusión… meros eufemismos a lo que sucede aquí y en el panorama nacional.

En Chihuahua, Tamaulipas, Veracruz y Sinaloa, los Congresos locales han aprobado reformas bautizadas en la prensa como “Ley Antibronco” (en referencia al gobernador electo independiente de Nuevo León, Jaime Rodríguez), que ponen más obstáculos a las candidaturas independientes.

Uno de ellos, el incremento de 2 a 3 por ciento de firmas del padrón electoral por el cargo a contender.

“Los partidos no han entendido la lección, no han entendido que no nos han representado de forma adecuada. Y en lugar de mejorar, les es más conveniente limitar la figura, lo cual es anticonstitucional, y nosotros pelearemos por los derechos de la ciudadanía de Jalisco”, opina Pedro Kumamoto.

“Kuma” no descarta incluso acudir ante instancias judiciales federales. En caso que el Congreso del Estado incurra en una omisión legislativa, un amparo es la opción del diputado independiente electo para poder tener más participación legislativa.

“Tenemos el voto de 57 mil personas, no es un capricho, es una búsqueda de representatividad. Los legisladores hicieron reformas políticas hace un año, pero dejaron incompleta la legislación: puede haber candidatos independientes, pero no previeron que pudieran llegar a ocupar un cargo”, puntualiza. 

Participación acotada

Margarita Sierra, integrante del Congreso Ciudadano de Jalisco, una organización que promueve la participación ciudadana y ha logrado una interacción con los Congresos estatal y federal, detalla que las candidaturas independientes enfrentan más obstáculos que las de los partidos tradicionales.

“No es una ley para Pedro, sino para todos los futuros candidatos independientes que lleguen al Congreso. Los diputados deben ponerse las pilas, porque no se trata de una reformilla cualquiera, sino de meterle el diente a la Ley Orgánica, pero en serio”, expresa.

Sierra narra que a través de la plataforma Haz tu ley (haztuley.mx), se había propuesto presentar una iniciativa de reforma de la Ley Orgánica del Congreso local; sin embargo, el priista Héctor Pizano había ofrecido un proyecto propio, respaldado por su partido.

Los cambios en el poder Legislativo local, a decir de la experta, deben contemplar la eliminación de la Junta de Coordinación Política, en donde los coordinadores parlamentarios pactan acuerdos de espalda a los ciudadanos.

Sobre los pormenores que los independientes como Kumamoto enfrentan hoy en Jalisco y en otras entidades, Sierra destaca la crisis terrible existente en todos los partidos políticos.

“Kumamoto, ‘El Bronco’, Clouthier, son punta del iceberg, también habrá ‘Lagrimitas’, es un riesgo porque finalmente todos somos ciudadanos, pero preferimos correr ese riesgo que seguir cooptados por los partidos; tienes un PAN desdibujado, un Verde que no se sabe si es Verde o es PRI, y partidos pequeños que surgen para tener presupuesto”, agrega.

La cereza en el pastel se ha dado con la reciente negativa del PRI y del PAN, para aprobar una iniciativa de Ley de Participación Ciudadana estatal.

El proyecto fue elaborado por expertos del Congreso Ciudadano de Jalisco y legisladores de MC.

Contenía, a decir de Sierra, el espíritu del artículo 39 de la Constitución Mexicana, que establece, entre otras cosas, que “el pueblo tiene en todo tiempo, el inalienable derecho de alterar o modificar la forma de su gobierno”.