El diputado Manuel Rodríguez, presidente de la Comisión de Energía, indicó que la pandemia de COVID-19 ha dejado muchas consecuencias en materia de Energía en el mundo y una de ellas es la demanda de los hidrocarburos continuará en las próximas décadas a pesar de el valor negativo que tuvo a principios de año.

En el tema en específico de México, Pemex traía una proyección de ascenso permanente de producción este año se pudo estabilizar a un millón 900 mil barriles diarios, sin embargo, con el acuerdo que tuvieron con la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) se tuvo que reducir la producción a 100 mil barriles diarios y así estabilizar el precio, siendo así una de las crisis más fuertes que nos ha dejado la pandemia.

En entrevista para Reporte Índigo, el presidente de la Comisión de Energía aseguró que para este año el presupuesto 2021 para el sector energético representa el ingreso petrolero el 5.19 por ciento del producto interno bruto (PIB), un aporte muy importante

El sector energético se lleva uno de cada cinco pesos del gasto para 2021, básicamente son en exploración, perforación y especialmente extracción, pero también son para reconfigurar las seis refinerías con las que cuenta el país de su sistema nacional de refinación y en la construcción de la nueva refinería de dos Bocas, en paraíso Tabasco que costará ocho mil mdd y se terminará en 2022, una obra que se hará en tiempo rÉcord y estará en función el primero de julio de ese año.

La nueva estrategia es invertir el proceso de lo que recibe esta administración de las gasolinas, por ejemplo, en 2018 de cada siete litros que consumían en el país siete eran del extranjero y la capacidad de almacenamiento no supera los tres días, es decir, que si Estados Unidos nos deja de proveer el combustible, México se convierte en un caos total y se paraliza porque nuestra capacidad de refinación solamente nos permite tres litros de cada diez, situación que para 2024 tener autosuficiencia en la producción de combustibles.

Respecto a la Ley de Planeación Energética para la Continuidad Homogénea, es que México tenga un Plan Energético de Nación transexenal “realizado con un plan conceptual no modificable por cualquier administración actual o futura” y en la cual pueda participar el sector privado. Además se busca ser autosuficientes y en el largo plazo y ser una potencia regional.

Moody’s advirtió que Pemex es una empresa muy vulnerable no solo en México sino de Latinoamérica situación preocupante porque el país sigue apostándole a este sector y el mundo va hacia otro rumbo y esto es porque Pemex no depende del presupuesto público sino más bien le genera ingresos a la Secretaría de Hacienda, sin embargo, el gran problema es la carga fiscal que tiene la petrolera ya que antes de impuestos sería una de las empresas más rentables a nivel mundial, aseguró el Presidente de la Comisión de Energía de la Cámara de Diputados.