100,000

millones de pesos la deuda estatal que asegura el gobernador le fue heredada


“La parte como se van a endeudar es de dos formas, uno por el dos por ciento, que es hasta 1500 millones y el otro, los 2 mil 150 en emisión de certificados bursátiles; eso complementa entre los dos para llegar a los 77 mil millones de ingresos”

Eugenio Montiel Amoroso

Presidente de la Comisión de Hacienda del Congreso local


“Los ingresos y los egresos tienen que estar equilibrados, lo mismo que vayan a gastar es lo mismo que tienen que prever ingresar"

El gobierno de Jaime Rodríguez podrá el próximo año contratar nueva deuda hasta por 6 mil millones de pesos, para enfrentar la crisis financiera que heredó de la gestión anterior.

Este monto, en caso de que el Estado aplique el financiamiento autorizado por el Congreso de Nuevo León, incrementaría la deuda estatal que, según “El Bronco”, es hasta ahora de 100 mil millones de pesos.

En el Paquete Fiscal del 2016 del gobierno del estado, que incluye la Ley de Ingresos y de Egresos, el Poder Legislativo autorizó un presupuesto de 77 mil millones de pesos, pero también que eventualmente pueda atraer más pasivos.

El documento del ejercicio fiscal del año 2016 en la Ley de Ingresos describe que el gobierno estatal podrá alcanzar financiamiento hasta del 2 por ciento del presupuesto estatal.

Rodríguez también tendrá la posibilidad de solicitar crédito por hasta 2 mil 150 millones.

De acuerdo a las declaraciones del gobernador al tomar protesta, el estado registraba pasivos de 87 mil 500 millones de pesos.

Tras la revisión de facturas, días después  se encontraron con cifras que no tenían contabilizadas y que según sus afirmaciones, han ascendido la deuda a 100 mil millones de pesos.

“Sin medicamento en los hospitales, no tenemos dinero para pagar el bono magisterial, no hay recursos, no les dimos ni una agua ahorita a ustedes.

“Por la irresponsabilidad y la ambición de los que ustedes conocen, tenemos un Gobierno así”, declaró El Bronco en entrevista a los medios de comunicación a finales de octubre.

Un mes después Rodríguez aseguró el estado solicitó el mínimo de deuda del 2 por ciento, que será destinado a reordenar el déficit presupuestal. 

El presidente de la Comisión de Hacienda del Congreso local, Eugenio Montiel Amoroso explicó que los 2 mil 150 millones llegan al Estado por medio de una Control Vehicular, aunque el documento especifica que se autoriza a las entidades paraestatales, para contratar y ejercer financiamientos a través del crédito público, incluso mediante la emisión de valores.

“Es el más probable, es seguro que sí lo van a usar porque sí me lo comentó el tesorero y es a través del Instituto de Control Vehicular.

“Se supone que nada más es para esa dependencia, verbalmente es lo que nos dijeron, pero ahí en la redacción está abierta (…). Bueno, actuamos de buena fe, pensando que sí, solamente es control vehicular, pero lo importante es que está topado a 2 mil 150 millones”, declaró el legislador.

En caso de contingencia o desequilibrio económico de las arcas del estado, el gobernador está autorizado para comprar más deuda, con un  tope de hasta el tres por ciento de los ingresos estatales.

Carta abierta

Desde su llegada a la Administración, “El Bronco” ha denunciado que Rodrigo Medina dejó al estado en una situación de endeudamiento extremo y sin dinero para solventar los gastos públicos.

Jaime Rodríguez tendrá carta abierta para que las finanzas de Nuevo León sigan empeñadas, recibiendo el financiamiento de 2 por ciento, que son alrededor de mil 500 millones de pesos y los 2 mil 150 que llegarán a través de Control Vehicular.

En caso de ser utilizado el monto para contingencias, el estado estaría sumando más de 6 mil millones a la deuda que ya existe.

El legislador Montiel Amoroso precisó que ambas partidas son destinadas para equilibrar el presupuesto.

“Los ingresos y los egresos tienen que estar equilibrados, lo mismo que vayan a gastar es lo mismo que tienen que prever ingresar.

“Entonces como traen déficit, y no les alcanza para lo que tienen que gastar, tienen que endeudarse.

“La parte como se van a endeudar es de dos formas, uno por el dos por ciento, que es hasta 1500 millones y el otro, los 2 mil 150 en emisión de certificados bursátiles; eso complementa entre los dos para llegar a los 77 mil millones de ingresos”, describió.