“Les comenté que la salud no tiene colores, la salud no se politiza, cuando politizamos la salud, perdemos el rumbo”, dijo el secretario de Salud, Manuel de la O Cavazos, en una reunión con diputados del Congreso local el 13 de marzo de 2020. Apenas comenzaba la pandemia. La reunión ocurrió en el Salón Polivalente del Poder Legislativo dos días después de detectarse el primer caso de COVID-19 en Nuevo León.

Pero su discurso ha cambiado conforme transcurre el proceso electoral. De la O Cavazos amenazó con suspender las elecciones del próximo 6 de junio si no bajan los contagios y hospitalizaciones por coronavirus.

“Si la situación epidemiológica no mejora y se nos incrementan más los contagios, las hospitalizaciones y se satura el sistema hospitalario, claro que vamos a suspender las elecciones”, advirtió el 14 de enero el titular de Salud.

Al secretario de Salud se le olvidó que el Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE) es el órgano rector de cualquier elección que se celebre en las entidades federativas. En Coahuila e Hidalgo, el INE descartó la suspensión de la jornada electoral en plena pandemia.

La intención de Manuel de la O Cavazos de suspender la elección del 6 de junio se contrapone con la autorización que concedió al Partido Acción Nacional (PAN) de Nuevo León para celebrar su contienda interna para elegir a su candidato a la gubernatura.

El funcionario avaló la elección el pasado 10 de enero, violando su propia disposición de cerrar todos los establecimientos no esenciales durante todos los domingos. Algo que llama la atención es que varios de sus compañeros de gabinete pretenden ser candidatos albiazules, como Karen Elizabeth Chávez, responsable del programa Aliados Contigo y quien se registró como aspirante por el Distrito 20, así como Noé Chávez, titular del Instituto de Movilidad con licencia y quien se registró por la alcaldía de Juárez.


De la O Cavazos no suspendió la contienda interna del PAN a pesar de ser no esencial

“Lo importante es cuidar la salud de las personas, esa es la prioridad de este Gobierno y la prioridad de un servidor, y también que se ejerza la democracia para que existan buenos gobernantes”, justificó el 3 de enero en rueda de prensa.

La vacuna y la pandemia electoral

El secretario Manuel de la O Cavazos insiste en comprar la vacuna rusa Sputink V, a pesar de que no ha sido autorizada por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris).

De la O ha hecho diversas críticas al plan de vacunación del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador. Incluso acusó que los servidores de la nación no están calificados.

“No es conveniente mezclar la política con la salud, pasar la estrategia de vacunación a los políticos es un desastre”, dijo el funcionario estatal.

El médico pidió apoyo a los municipios para realizar esta compra. Sin embargo, no está permitido a los laboratorios vender vacunas a las entidades, sólo a los gobiernos centrales.

Ayer, el gobernador Jaime Rodríguez advirtió que a Nuevo León le irá mal si sigue la estrategia de vacunación nacional. Por lo que buscará convencer al presidente de la compra masiva en su visita a la entidad el próximo viernes.

“Lo que yo voy a intentar con el presidente es convencerlo, que nos deje hacer un plan local y que no le vamos a pedir dinero a la federación”, insistió.

“El Bronco” se dijo en contra del calendario de vacunación y también de que los servidores de la nación estén involucrados. Por ello buscará una reunión con el mandatario federal.

También puedes leer: Sin autorización del gobierno, Nuevo León irá a Rusia por vacunas antiCOVID-19