El Proyecto de Presupuesto de Egresos 2019 para la Ciudad de México no fue una buena noticia para mil 800 burócratas capitalinos que serán despedidos como parte de la política de austeridad de la Jefa de gobierno Claudia Sheinbaum.

Con la premisa de poner en marcha su proyecto de gobierno y regirse con la clave de “gastar mejor”, Luz Elena González, secretaria de Finanzas, solicitó 234 mil millones de pesos para el Presupuesto de Egresos 2019.

Y como la clave será “gastar mejor” el nuevo gobierno capitalino proyecta un reordenamiento interno que implica la eliminación de mil 800 plazas de trabajadores con funciones duplicadas, que significarán una reducción del 16 por ciento del gasto. Al mismo tiempo, promete aumentar el salario a aquellos trabajadores del gobierno cuyos sueldos se rezagaron.

“Tengo el encargo de transmitir una renovada visión social y económica para los habitantes de la Ciudad de México. Para la doctora Claudia Sheinbum el paquete expresa las profundas transformaciones que vivimos en el país y en la ciudad, es la base para un nuevo orden político”, dijo Luz Elena González.

Los 234 mil millones de pesos solicitados, representan 7 mil 166 millones de pesos más que los autorizados por la extinta Asamblea Legislativa de la Ciudad de México (ALDF) para el ejercicio fiscal 2018 del último año de gobierno de Miguel Ángel Mancera.


Las prioridades del primer gobierno capitalino emanado del partido Morena son: agua, movilidad, derechos sociales, la construcción de los 300 centros denominados “Pilares” con lo que se atacará las raíces sociales de la delincuencia, obras y servicios

El Presupuesto de Egresos, explicó la responsable de las finanzas, fue producto de la conversación con las autoridades de Hacienda, de tal modo, que se comparte el orden, las ambiciones y previsiones del Gobierno federal.

“Tenemos la instrucción de no crear desequilibrios, la clave será gastar mejor”, señaló la funcionaria a los diputados.