La Suprema Corte de Justicia de Nación (SCJN) determinó este miércoles que los trabajadores que reclamen pagos de pensiones, devolución de aportaciones al IMSS e Infonavit, o que presenten reclamos contra su Afore, tendrán que acudir inicialmente al Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral (Cenfecorel).

Esto luego de que la SCJN resolviera una contradicción de criterios entre tribunales federales, sobre los alcances de la reforma de 2019 a la Ley Federal del Trabajo (LFT) en materia de conciliación.

Por tres votos contra dos, la Segunda Sala de la Corte aprobó que desde ahora los procedimientos para pensión por cesantía en edad avanzada y vejez, devolución y pago de aportaciones de IMSS e Infonavit, y los relativos a las Afore, no están exentos del proceso de conciliación ante el Cenfecorel.

Los ministros explicaron que esta conciliación permitirá un procedimiento más ágil y evitará que los trabajadores tengan que promover demandas ante la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje (JFCA).

Esta resolución se dio para hacer el trámite más corto, pues la LFT ordena que los procedimientos de conciliación no se excedan más 45 días naturales.

Lee: Gobierno de AMLO no afectará a pensionados del IMSS: “¿Cómo vamos a bajar las pensiones?”

Y anteriormente se realizaban los litigios judiciales que se pueden prolongar durante meses o años.

“Uno de los ejes centrales que motivaron la reforma laboral Constitucional fue el establecimiento de la vía conciliatoria como medio alternativo para la solución de controversias, a cargo de centros de conciliación especializados, autónomos e imparciales. De esta manera, se garantiza el derecho de acceso a la justicia eliminando elementos que la hagan lenta, costosa y de difícil acceso”, sostuvo la mayoría de Ministros.

Desde julio de 2021, jubilados del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) se manifestaron a las afueras de la Secretaría de Gobernación por esta situación.

En ese momento, las autoridades del gobierno instalaron una mesa de diálogo para revisar detenidamente la situación correspondiente a las subcuentas de las Afores en materia de cesantía y vejez, en donde participaron la ex ministra Olga Sánchez Cordero y Zoé Robledo, director general del IMSS.