Televisa anunció esta semana, el final de la relación laboral con los periodistas Joaquín López Dóriga, Adela Micha, Víctor Trujillo, Maricarmen Cortés, José Yuste y Marco Antonio Mares, argumentando cuestiones comerciales.

Los periodistas eran los titulares de los programas que integraban la barra informativa nocturna de la televisora, una de las apuestas de la empresa de Emilio Azcárraga para afrontar los nuevos tiempos digitales, cambios impulsados apenas en agosto pasado. 

Relacionado: Televisa hará más cambios: López-Dóriga y Adela Micha saldrán del aire

Pero no sólo dejarán la empresa estas figuras, en varios medios de información trascendió que la televisora más importante de México reducirá un 20% su plantilla de personal.

Personal de distintas áreas de la empresa, confirmó a Reporte Índigo la salida de directivos como Manuel Gilardi, vicepresidente Digital y de New Media, del Grupo Televisa, y de Hugh McCarthy, director de Negocios de Televisa Networks.

También confirmaron la salida de varios reporteros, editores y colaboradores de las áreas de Televisa Deportes y Noticieros Televisa.

El jueves, Televisa dio a conocer a la opinión pública los cambios, por medio de un comunicado difundido en su cuenta de Twitter, en dónde explicó que la “barra nocturna de investigación y análisis (…) saldrá del aire a partir de enero de 2017 por razones comerciales”.

 

 

Se trata de una estrategia que adelantaba el presidente de Televisión y Contenidos Grupo Televisa, José Bastón, el pasado 28 de octubre, cuando señaló que debido a un plan de reducción de costos se habían despedido hasta esa fecha, a mil 200 personas, “para enfrentar los cambios en los gastos en dólares”.

En el tercer trimestre de 2016, la utilidad neta del Grupo Televisa disminuyó 84% al registrarse en 1,062.1 millones de pesos (mdp) en el tercer trimestre de 2016, en comparación con los 6,545.8 mdp que reportó en el mismo periodo de 2015.

En tanto, las ventas de la televisora se redujeron 6.59% al obtener 23,722 mdp en el trimestre de julio a septiembre, contra los 22,256 mdp que consiguió en el del mismo lapso de 2015; además las ventas por publicidad disminuyeron 1.5% alcanzar 5,397 mdp.

Sin embargo, a cuatro meses del gran cambio en la estrategia de la televisora, éstos parecen no lograr convencer al público, de acuerdo con las mediciones de audiencias como la de Nielsen Ibope, el noticiero estelar conducido por Denise Maerker no ha logrado despuntar manteniéndose en el mismo nivel de audiencia que su competencia de TV Azteca.

Al parecer, los cambios tecnológicos y la nueva competencia en televisión abierta y on line, provocarán más ajustes, de acuerdo con fuentes consultadas dentro de la empresa se tienen contemplados más despidos de directivos, productores y técnicos de todas las áreas de la televisora.