El máximo órgano encargado de impartir justicia en Jalisco no respeta el principio de paridad, es decir, no garantiza la igualdad entre hombres y mujeres en el acceso a puestos de representación política.

De las 34 magistraturas que integran al Supremo Tribunal de Justicia, 19 están ocupadas por hombres y 6 por mujeres. Mientras que de las 9 vacantes disponibles actualmente, cinco se abrieron exclusivamente para mujeres y las cuatro restantes para el género opuesto.

Lo anterior significa que una vez que termine el proceso habrá 23 magistrados y 11 magistradas, una cifra que incumple la reforma #ParidadEnTodo, la cual entró en vigor el pasado 6 de junio de 2019, cuando fue publicada en el Diario Oficial de la Federación (DOF).


La falta de paridad en las magistraturas alarga la brecha entre hombres y mujeres; viola el principio de igualdad; y representa violencia institucional y simbólica, acusan organizaciones

En esta iniciativa se reformaron artículos de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos para garantizar que las mujeres ocupen la mitad de los cargos de decisión política en los tres niveles de gobierno (federal, estatal y municipal); en los tres poderes de la Unión (Ejecutivo, Legislativo y Judicial); y en los órganos autónomos.

“En relación con el Poder Judicial, la reforma establece que la integración de los órganos jurisdiccionales será mediante concursos abiertos observando la paridad de género (DOF, art 94)”, señala el informe “Reforma Constitucional de Paridad de Género: Rutas para su implementación”, del Instituto Belisario Domínguez del Senado de la República.

La diputada federal Verónica Juárez Piña, coordinadora del PRD en la Cámara de Diputados, explica que aunque en esta convocatoria se está aplicando por primera vez la paridad de género en el Tribunal, no garantiza la igualdad porque finalmente existe un mayor número de espacios que son ocupados por hombres.

“Ya integrado completamente el pleno quedarían 23 hombres y 11 mujeres y pues ahí no se está implementando la paridad. Lo que se está impugnando, lo que se está pidiendo es que los nueve espacios (de la convocatoria) deberían de ser para mujeres para ir alcanzando la paridad. Sin duda, es un avance que ahora las convocatorias estén establecidas, pero me parece que la acción afirmativa debería de consistir que los 9 espacios sean para mujeres”, dice.

La legisladora menciona que en Jalisco la convocatoria del Tribunal —de dar cinco cinco espacios a las mujeres y cuatro a los hombres— es una interpretación de la reforma #ParidadEnTodo, y lo que se debería de hacer es una rectificación, lo que se verá con la resolución que dicten los tribunales correspondientes.

Contra la desigualdad

Para la Red de Abogadas Violeta, la falta de paridad de género en las magistraturas no solo alarga la brecha de desigualdad que ya existe, sino es una violación al principio de igualdad y representa violencia institucional y simbólica. Por eso, la organización presentó un amparo para lograr la igualdad.

“Conforme al principio de paridad, las nueve vacantes de magistraturas debieron ser cubiertas con una convocatoria exclusiva para mujeres, ya que así estaría finalmente integrado por 19 hombres y 15 mujeres (44 por ciento mujeres).


Es decir, ni con toda la convocatoria exclusiva para mujeres se logra la paridad en el Supremo Tribunal de Justicia de Jalisco, pero sí se cierra considerablemente la brecha

Red de Abogadas Violeta

De acuerdo con Abogadas Violeta, el Congreso de Jalisco consideró que cinco vacantes serían cubiertas con una convocatoria exclusiva para mujeres y cuatro para hombres, lo cual lo fundamentaron alegando que se trataba de una acción afirmativa para los hombres, para garantizar la paridad.

“Lo cual únicamente alarga la brecha de desigualdad, ya que es importante tomar en cuenta que deben pasar 12 años para que haya un cambio en estas posiciones”, señala la organización que ofrece atención jurídica gratuita a mujeres víctimas de violencia de género a nivel nacional y que surgió en Jalisco.

Con el amparo, la red busca sentar un precedente que sirva para todas las entidades del país y no solo en Tribunales Superiores de Justicia, sino también en los administrativos y los electorales, por ejemplo.

Van por paridad en municipios

El 28 de noviembre, mujeres de diferentes partidos políticos y organizaciones civiles presentaron una impugnación contra los lineamientos aprobados el 14 de noviembre por el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana de Jalisco (IEPC), para garantizar la paridad de género en la integración de candidaturas de diputaciones y alcaldías, ya que solo favorecen a los hombres y dejan en desventaja a las candidatas de los 125 municipios en las elecciones del 2021.

Lo aprobado establece que los municipios se dividirán en seis bloques de 21 o 22 municipios y en los primeros cinco, tres deberán ser de un género y dos del otro.

“Cuando hay paridad es 50/50, uno/una, uno/una, y esto no garantiza que se cumpla ese principio en el estado de Jalisco (…) La comisión correspondiente resolvió que en los 10 municipios con mayor densidad, serían cinco para mujeres y cinco para hombres, pero cuando llegan a la discusión del consejo cambiaron totalmente los criterios.

“Por eso se presentó una queja por parte del Partido de la Revolución Democrática, pero también juicios de protección de derechos ciudadanos en los que participamos integrantes de los distintos partidos políticos e integrantes de la sociedad civil”, explica la diputada federal Verónica Juárez Piña, una de las políticas que presentó la impugnación.

También puedes leer: Paridad a conveniencia en el PAN de NL