61%

la probabilidad implícita en los mercados de futuros de que la Fed anunciará un alza de tasas de interés a finales de julio

La Reserva Federal (Fed), el banco central de Estados Unidos, ayer recibió un nuevo indicador alentador en sus planes para anunciar un alza de tasas de interés en los próximos meses.

El Departamento del Comercio informó que el gasto de consumo, que representa más de dos terceras partes de la actividad económica estadounidense, creció 1 por ciento de forma nominal durante abril – su mayor incremento desde agosto del 2009.

El desempeño del consumo rebasó las expectativas del consenso de los economistas encuestados por Bloomberg, que era de 0.7 por ciento. Ajustado a la inflación, el gasto de los consumidores creció 0.6 por ciento, su mayor incremento en más de dos años.

“Definitivamente quieres ver ese levantamiento en abril para encajarlo en la narrativa de una recuperación en el segundo trimestre” dijo Sophia Kearney-Lederman, analista económica en FTN Financial, en entrevista con Bloomberg.

Esto contribuyó a que durante el mismo mes se registró una tasa de inflación anualizada de 1.6 por ciento, según el indicador subyacente de la medida de precios preferida por la Fed. Aunque esto aún se encuentra por debajo del objetivo oficial de 2 por ciento, muestra una tendencia positiva que cumple con lo previsto por el banco central.

Luz verde

Datos de la Bolsa Mercantil de Chicago muestran que los mercados de futuros asignan una probabilidad implícita de 61 por ciento a que la Fed anunciará un incremento en su tasa de interés de referencia tras su reunión de política monetaria del 26 y 27 de julio.

El viernes de la semana pasada Janet Yellen, presidenta de la Fed, indicó que un alza de tasas probablemente sería apropiada “en los próximos meses” si la economía estadounidense sigue creciendo. Esta perspectiva se alínea con lo expresado en las últimas minutas de la Fed, correspondientes a su reunión del 26 y 27 de abril.

Los últimos indicadores económicos han apoyado este optimismo, a pesar de que durante el primer trimestre del 2016 el crecimiento estadounidense resultó ser decepcionante. El Banco de la Reserva Federal de Atlanta, uno de los 12 bancos regionales de la Fed, prevé que durante el segundo trimestre del año la economía crecerá 2.9 por ciento.