4,033
muertos ha acumulado el virus en el 2014
"Yo diría que no sabemos quién exactamente está a cargo (del ébola). Tiene que haber algún tipo de zar encargado"
John McCainSenador republicano
"Hay personas (con ébola) entrando al país por medios normales, ¿se pueden imaginar lo que podría entrar por una frontera porosa?"
Scott BrownCandidato republicano al Senado
http://youtu.be/pd0lJUstDL4

Una razón más para lograr su objetivo. Los republicanos no sólo culpan a la Administración de Barack Obama por la llegada del ébola a Estados Unidos (EU), en ella han encontrado además la excusa perfecta para cerrar la frontera con México.

“Primero eran inmigrantes ilegales que venían a quitarnos el trabajo. Luego criminales. Luego la amenaza de miles de niños indocumentados… ahora el brote de ébola en África occidental es la última justificación para cerrar la frontera entre México y EU”, indicó ayer The Washington Post. 

El candidato republicano al senado por New Hampshire, Scott Brown, pidió a la Administración asegurar el margen entre los países para evitar la epidemia.

“Una de las razones por las que he sido tan firme con el cierre de la frontera es porque si las personas infectadas están llegando por los canales normales imagínense qué podrían hacer a través de una frontera porosa”, dijo Brown en una entrevista radial el pasado jueves. 

Estas medidas se quieren tomar para prevenir que el virus se esparza por EU, a pesar de que los únicos dos casos de América se han presentado en este mismo país. 

Por su parte, el republicano Phil Gingrey envió una carta a principios de julio al Centro para el Control y Prevención de Enfermedades para pedir que tomaran en caso el tema.

“Los informes de los migrantes ilegales que llevan enfermedades mortales como la gripe porcina, el dengue, el virus de ébola y la tuberculosis son especialmente preocupantes”.

Misma razón por la que el candidato republicano Thom Tillis apuntó en un debate que “tenemos un brote de ébola, tenemos malos actores que pueden entrar a través de la frontera, tenemos que sellarla y asegurarla”. 

Preocupaciones como esta pueden haberse generado a raíz de las declaraciones del general de la Marina John Kelly, quien asegura haberse encontrado, en un viaje a Costa Rica la semana pasada, a un empleado de la embajada que le informó de la presencia de un grupo de migrantes de Liberia preparándose para llegar a EU por la vía ilegal. 

“Dijo que el peligro es doble: no sólo podrían entrar sin control los inmigrantes ilegales de África a EU, pero si el ébola se extiende a América Central se podría desatar una nueva ola de inmigración ilegal que haría que la oleada del pasado verano pareciese ‘un pequeño problema’”, reportó The Washington Times el pasado 9 de octubre. 

Sin embargo, el secretario de Seguridad Nacional, Jeh Johnson, defendió las prevenciones que se han tomado hasta ahora y aseguró que se incluirá en las medidas aduanales el tomarle la fiebre a cualquier pasajero proveniente de las ciudades más afectadas de África. 

‘President Obola’

El primer caso de ébola en Estados Unidos fue Eric Duncan, quien llegó en un vuelo de Liberia a Dallas y estuvo varios días en la ciudad antes de ser diagnosticado. 

Y a pesar de las prevenciones tomadas por agentes de salud, el pasado domingo se confirmó el segundo caso en el país. Según los reportes, fa enfermera Nina Pham fue contagiada mientras trataba al paciente Duncan. 

De la infección de esta mujer se culpa a las medidas sanitarias tomadas mientras se trataba al hombre que falleció la semana pasada. 

Y la culpa es de, ¿Obama?. Según el posible candidato a la Presidencia y senador republicano, Rand Paul la poca habilidad del presidente de manejar el brote de ébola en EU ha ocasionado un gran riesgo al país. 

“Yo entiendo que la gente en el Gobierno no quiera crear pánico, yo tampoco quiero crear pánico. Pero creo que también es un error del otro lado de la moneda de subestimar el riesgo de esto”, dijo Paul a CNN el pasado viernes. 

“Digo, si quieren visitar a sus hijos o hijas y vienen de Liberia, ¿no se pueden esperar unos meses?”, añadió. 

Y para apoyarlo estuvo el conservador conductor de radio, Michael Savage, quien le otorgó un nuevo sobrenombre al mandatario estadounidense: “Presidente Obola”. 

Según Savage, Obama está cometiendo un alto nivel de traición a la patria por enviar a las tropas hacia ese lado del planeta.

“No hay una razón sensata para tomar a 3 mil y 4 mil soldados y enviarlos a una zona caliente de ébola sin esperar que al menos uno de ellos regrese infectado por el virus, a menos que quieras infectar a toda la nación de ébola”, aseveró.