50
por ciento menos pacientes ha registrado el Hospital Presbiteriano de Dallas, nosocomio donde recientemente murió un enfermo de ébola y dos enfermeras contrajeron el virus

Sí, la propagación del virus del ébola es una situación de gravedad. También se deben tomar medidas extraordinarias para evitar su propagación; sin embargo, la gente no debe caer en pánico, sostiene la Organización Mundial de la Salud (OMS). 

El organismo internacional consideró ayer que a pesar de la gravedad y la dispersión exponencial de los casos de ébola en los países afectados “existe un miedo desproporcionado” frente a la epidemia.

Más educación

“Todos los países deberían fortalecer los esfuerzos de educación y comunicación para combatir el estigma, el temor desproporcionado, medidas inadecuadas y las reacciones asociadas con el ébola”, indicó en rueda de prensa en Ginebra el director adjunto de la OMS, Keiji Fukuda. 

“La infección del ébola conduce al miedo y se debe tener respeto por esta enfermedad”, dijo Fukuda.

EU no es la excepción

Uno de los lugares donde ha cundido el pánico es en Dallas, pues ahora muchos enfermos evitan el hospital donde murió un enfermo de ébola y dos enfermeras contrajeron el mal.

El hospital Presbiteriano de Dallas ha registrado una caída del 50 por ciento el número de personas que acuden a su servicio de emergencias desde que comenzó la crisis.

Hasta ahora el virus ha causado la muerte de al menos 4 mil 877 personas y ha contagiado a 9 mil 936 personas. (Con información de Notimex y AP)