En la noche florecen nuevas identidades en la Ciudad de México. Así lo comprueba Luis Omar, quien se desconcierta por una marcha de la diversidad sexual y se cuestiona ¿por qué son así esos travestis llamados drag queen?

Luis Omar se encuentra con dos personajes vestidos de monjas y comienza un show con música en vivo, humor y crítica social y política. Se trata de Floreciendo de noche, un espectáculo que mezcla el arte drag queen y el género cabaret.

La dramaturgia y dirección es de los actores Carlos Bieletto y Roberto Cabral, quienes llevan 31 y 25 años, respectivamente, dedicándose al arte drag queen. Desde hace varias puestas en escena han trabajado en equipo.

“El drag tiene su propia construcción, su propia dramaturgia. Y adoptamos el cabaret porque también venimos de ahí en este afán de ser críticos y autocríticos, de contar una historia a través del humor, de la farsa con una estructura teatral”, dice Cabral en entrevista con Reporte Índigo. 

El elenco también está conformado por Monserrat Ángeles Peralta, Paola Izquierdo Ruffo, Paloma Fierro, Gerardo León, Nat León y Eduardo Díaz. Son artistas que se suman al drag queen cabaret, espectáculo teatral que ya es característico de Carlos Bieletto y Roberto Cabral.

“Se incorporan muchas niñas dragas nuevas que apenas están empezando y es una maravilla porque se les va a abrir un mundo: ellas mismas van a darse cuenta de que el drag puede ser arte, no nada más divertimento”, menciona Bieletto en entrevista con Reporte Índigo.

Adolescentes y personas adultas podrán disfrutar de las reinas de la noche en un mundo mágico que, si bien ahora es muy comercial, no deja de ser cultura.

“Es todo un arte visual, de primera impresión. Es muy interactivo nuestro tipo de espectáculo teatral, sobre todo el cabaret”, añade Cabral.

Insta:

Drag queen toman espacios como el Teatro de la Ciudad

El título Floreciendo de noche alude al momento en el que las drag queens transforman y exaltan tanto su apariencia como sus habilidades escénicas.

“Florecer de noche es algo que hacemos nosotras, las artistas del drag. Generalmente nos han mantenido un poco en estos lugares como antros y discotecas, por eso utilizamos esa asociación, de que exponemos nuestro arte a esas horas nocturnas”, explica Carlos Bieletto.

Los espectáculos drag queen muchas veces son considerados entretenimiento y no arte. Por lo mismo, las presentaciones son más comunes en centros nocturnos y no en teatros.

“Nos habían relegado a ciertos espacios, estábamos en antros y ahorita ya salimos las que hemos trabajado durante mucho tiempo, las que hemos visto todo el proceso y lo que nos ha tocado, porque hay que reconocer a las compañeras que han transformado su cuerpo, que se han operado para complacer al público”, expresa la drag queen Roberto Cabral.

Desde mayo, junio y julio el Sistema de Teatros de la Ciudad de México, a cargo de la Secretaría de Cultura capitalina, cuenta con una cartelera con más de 20 propuestas artísticas. Por ejemplo, hoy jueves 30 de junio a las 20:30 horas habrá una función de Floreciendo de noche en el Teatro de la Ciudad Esperanza Iris

“Salir de centros nocturnos para tomar estos espacios, en este caso el Teatro de la Ciudad Esperanza Iris, quien justamente fue una mujer transgresora que trabajó hasta tener su propio teatro, nos da la oportunidad de llegar a escenarios de primer orden”, reconoce Bieletto.

Su presentación forma parte de la sexta edición del ciclo Entre lenchas, vestidas y musculocas, en el marco de las celebraciones por el orgullo LGBT+, letras iniciales de la comunidad lésbico, gay, bisexual, transgénero, transexual, travesti, intersexual, queer, asexual, pansexual.

“En los gobiernos pasados nunca se nos habían abierto las puertas a nosotros. Buscábamos presentarnos ahí y, si éramos de su empatía, nos dejaban. Pero esta vez se hizo la convocatoria”, comenta Cabral.

El Teatro de la Ciudad Esperanza Iris se ubica en la calle Donceles número 36, en la colonia Centro, alcaldía Cuauhtémoc de la Ciudad de México

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Roberto Cabral (@robertocabral)

Drag queens piden quitar estigmas al travestismo

Carlos Bieletto y Roberto Cabral utilizan sus nombres masculinos cuando se travisten de drag queens. Mirándose al espejo desde los camerinos del Teatro de la Ciudad Esperanza Iris exageran rasgos con pelucas rubias o azules con girasoles y flores rosadas, vestidos coloridos de lentejuelas, maquillaje, pestañas y tacones que, en su momento, fueron criticados en un gremio donde la competencia demanda producción.

“Nos tocó esta etapa donde el travestismo era muy ligado hacia lo femenino y nuestra onda más drag era romper estos cánones de parecer mujer, delgadita. Fuimos señalados de que éramos dragas gordas y chistosas”, confiesa Carlos Bieletto.

Ambos tienen una formación teatral y, antes de ser dragas, son artistas. Por ello es importante que sus personajes tengan un discurso y no sólo un vestuario que, por cierto, realizan ellos mismos y que muchas veces es su propia escenografía.

“Queremos contarle a la gente que nos han hecho una mala fama durante muchos años y que somos todo lo contrario de lo que pudiese parecer. Hay que quitarle los estigmas al travestismo”, pide Roberto Cabral.

Así, parte del discurso de Floreciendo de noche es una crítica a agresiones como el racismo, el clasismo, la homofobia, la transfobia y el machismo.

“Los personajes que estamos utilizando son un reflejo de lo que pasa siempre, los llevamos a la actualidad, a problemas que aquejan en el momento, como la discriminación”, cuenta  Bieletto.

Roberto Cabral y Carlos Bieletto son actores de formación y usan sus nombres masculinos cuando se travisten de drag queens

También puedes leer: La compañía Males on Pointe usa la expresión del arte del drag para sus piezas coreográficas