Pequeñas Elsas, Anas, Blancanieves, Olafs, y Cenicientas llegaron al Auditorio Nacional, eran niños y niñas disfrazados de sus personajes favoritos, quienes, junto a sus familias, estaban dispuestos a ver la magia de Disney cobrar vida sobre el escenario de hielo del Coloso de Reforma.

Disney On Ice Celebremos llegó a México para ofrecer 48 funciones, del 6 al 31 de julio. La inauguración estuvo a cargo de la conductora Tania Rincón y su hijo Patricio, quienes cortaron el listón rojo para darle la bienvenida a Mickey, Minnie, Daisy, Donald, Goofy y Pluto, los anfitriones de la noche.

Disney On Ice Celebremos ofrecerá funciones del 6 al 31 de julio en el Auditorio Nacional

Ellos tomaron de la mano al público y lo llevaron a recorrer varias de sus películas para enseñarle que “una gran historia habla de cosas que te importan y de gente a la que amas”.

Los personajes de Buscando a Dory fueron los primeros en aparecer. Marlin y Nemo ayudaron a la pez olvidadiza a encontrar a su familia. Luego salieron a escena Bella, Gastón, Bestia, Lumiere, Chip y la Sra. Potts para demostrar que el amor tiene la fuerza para romper cualquier hechizo.

Junto a sus príncipes, todas las princesas Disney se apoderaron del escenario para cantar sus canciones emblemáticas, como “Un mundo ideal” y “Bella y Bestia son”.

Pero, sin duda, la historia que más aplausos se robó fue la de Ana y Elsa, de Frozen. Nieve caía sobre el escenario, el choque de las palmas sonaba entre las butacas y la música comenzaba para que la reina de Arendelle cantara: “Libre soy, libre soy, no puedo ocultarlo más. Libre soy, libre soy, libertad sin vuelta atrás. ¡Qué más da! No me importa ya, gran tormenta habrá. El frío es parte también de mí”.

Fátima, una pequeña de cuatro años, saltaba de emoción mientras cantaba “Libre soy”. Ella iba vestida con el traje que utilizó Ana durante la coronación de su hermana, por eso, cuando el personaje apareció en escena movía sus manos y le gritaba para que viera que iban vestidas iguales.

La niña iba acompañada de su madre, quien no podía contener la emoción de ver a su hija feliz, disfrutando a los más de 50 personajes de las producciones de Pixar y Disney. Su personaje favorito es Buzz Lightyear, por ello, cuando apareció el elenco de Toy Story, sus gritos resonaron en el Auditorio Nacional.

Disney On Ice llegó por primera vez al Auditorio Nacional en 1995, con la producción Walt Disney’s World on Ice: Blanca Nieves y los siete enanos

En este espectáculo sobre hielo, que se ha ensayado por más de ocho meses, participan cerca de 100 personas de equipo técnico y 50 actores, bailarines y acróbatas, quienes lucen más de 220 cambios de vestuario.

También puedes leer: Disfraces inclusivos de personajes de Disney llegan a México