Durante muchos años la comunidad LGBT ha experimentado discriminación, en años recientes las naciones han empezado a implementar medidas para volverse más inclusivas en las que la diversidad sexual deje de ser un motivo de exclusión. Los gobiernos han incorporado leyes para reconocer los derechos de los LGBT y sancionar a quien los discrimine. Sin embargo, como todo gran problema, las leyes no bastan para erradicar la intolerancia y homofobia que está arraigada en la cultura y las costumbres.

Los mismos círculos sociales, como la familia y los amigos con quienes se relacionan las personas que se identifican LGBT, muchas veces son los que proliferan prácticas que parecieran inofensivas o sin mala intención pero que en realidad violentan a los demás. A continuación algunas de esas violencias ‘chiquitas’ que muchas veces se ejercen sin estar conscientes. 

Relacionado: Las marchas de Orgullo LGBT más grandes del mundo

Decirle a la gente cómo debe lucir

Frases como: “Lo bueno es que a ti no se te nota lo gay”, más que ser un cumplido demuestra el rechazo hacia la identidad de una persona. La forma de vestir, caminar y hablar, o el estilo que alguien escoja, es elección de cada quien y no debería influir en cómo es tratado. 

Prohibir las demostrarse de cariño

Muchas veces se maneja un doble discurso en el que por un lado se habla de tolerancia y por el otro de exigir que los homosexuales existan pero no a la vista de los demás. Las expresiones de cariño entre las parejas son algo normal que no tendría por qué estar vetado para unas personas sí y para otras no. 

Relacionado: Para ti ¿qué es el orgullo LGBT?

No reconocer a las parejas

Incluir a los homosexuales no sólo significa respetarlos sino aceptarlos en su complejidad, por lo que llamar “amiguita” o “amiguito” a las parejas de la gente resulta un insulto. Este tipo de detalles revela que en realidad la identidad de la gente sigue sin ser “adecuada” y que por lo tanto no pueden ser reconocidos como una pareja aunque lo sean. 

No es que sea homofóbico, pero…

Normalmente quienes emplean este tipo de frases las usan como escudo para hacer algún comentario discriminatorio. Es importante recordar la importancia de las palabras y lo mucho que pueden herir, además de estar consientes de cuál es el discurso que se quiere defender. 

Relacionado: Series que nos enseñaron cómo incluir personajes LGBTI

¿Quién es el hombre y quién la mujer entre ustedes?

Desde hace mucho tiempo se ha enseñado a los niños que el amor debe ser heterosexual por lo que salirse de esa norma resulta caótico. Sin embargo, esto no tiene por qué impedir que existan otros tipos de amor de pareja, entre una pareja del mismo sexo no siempre hay alguien que tenga que ser la parte masculina y la femenina. En todo caso este tipo de preguntas son inadecuadas.