El filme tiene cinco estrellas en Rotten Tomatos, una de las páginas más importantes para calificar películas a nivel global. “The Babadook” tiene una trama simple pero efectiva: un monstruo pálido con vestimenta negra y uñas largas que aparece en la vida de Samuel, un niño de seis años y su madre, Amelia Vanek. ¿Por qué tendría que relacionarse con la comunidad lésbico, gay, bisexual, transexual, transgénero e intersexual (LGBTTI)?

Mister Babadook es el nombre de un libro que Samuel pide a su madre que le lea y es cuando ambos comienzan a experimentar extraños eventos, como si la vida de ambos no fuera lo suficientemente problemática tras seis años de la muerte del esposo de Amelia y padre de Sam.

Lo verás en tu habitación, y no podrás dormir ni pestañear…”

La película no alcanzó estreno en los cines mexicanos, pero llegó directamente a la plataforma de streaming Netflix, donde los conocedores del terror pudieron ubicarla sin problema en 2015. Aunque su proyección original fue desde 2014, los críticos ya nombraban al filme como “el más terrorífico” y las expectativas fueron superadas.

Pero el filme dirigido por la también Jennifer Kent, donde retrata la difícil relación entre una madre deprimida y un hijo problemático, volvió a los ojos de la crítica en pleno 2017 luego de que los cibernautas nombraran al Mister Babadook como el nuevo ícono gay, sin que esta temática se tocara en la historia.

De acuerdo con varias versiones en la red, la película estaba catalogada de manera errónea por Netflix como parte de su contenido LGBT , aunque otros testimonios afirman que todo fue a partir de un meme. Sea cual sea la verdadera razón, lo cierto fue que no tardó nada en que esta broma escalara a productos para la comunidad LGBT con temática de Babadook como dildos y calzoncillos.

Si realmente eres listo y sabes como ver…

Con alguien especial una amistad puedes tener…”

Pronto, las interpretaciones también salieron apegándose a los hechos de la historia. “¿Una película sobre un hombre homosexual que solo quiere vivir su vida en un suburbio australiano? Podrá ser ‘solo una película’ para ustedes, pero para la comunidad LGBT, el Babadook es un símbolo de nuestro viaje”, argumentó un usuario homosexual de Tumblr.

Otros también hicieron chistes de la ocasión, aún conscientesde que la “B” en las siglas de la comunidad es por representación de los bisexuales: “La B en ‘LGBT es por Babadook. Todo el mundo sabe”, bromeó otro cibernauta.

Serios, o no la polémica continuó en junio y con el mes del orgullo gay, el Babadook ya era todo un estandarte sobre la bandera gay.