Santiago Nieto Castillo salió a defenderse y pidió al Senado que objeten la destitución ordenada por Alberto Elías Beltrán, ya que según el exfiscal de la Fepade, por ser el encargado del despacho de la PGR no tiene atribuciones para hacerlo, además de que no le dio oportunidad de defenderse.

El día de hoy, la Mesa Directiva del Senado presidida por Ernesto Cordero presentará la carta de Santiago Nieto, donde notifica al Congreso su destitución por decisión de Alberto Elías Beltrán, encargado del despacho de la Procuraduría General de la República.

“Es prudente hacerle saber a esa H. Cámara que mi remoción presenta diversos problemas jurídicos. Entre ellos destaca la ausencia de un procedimiento en el que se me haya informado las razones por las que se me pretendía sustituir y se me haya dado oportunidad de defenderme y presentar pruebas”, refiere Santiago Nieto en la carta entregada desde el pasado viernes.

En el artículo décimo octavo transitorio del Decreto por el que se reforman, adicionan y derogan diversas disposiciones de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en materia política electoral, publicado el 10 de febrero del 2014 en el Diario Oficial de la Federación, se establece que el Senado de la República podrá objetar la remoción del fiscal de la Fepade dentro de un plazo de diez días y de acuerdo al artículo 18 transitorio de la misma ley; se establece que se lleve a votación abierta.

Nieto agrega que el Senado también debe de analizar si el funcionario que ocupa el cargo provisionalmente tiene las atribuciones para haberlo removido.

El futuro de Santiago depende del Senado, los legisladores elegirán si regresa a la Fepade.

El PRI y sus aliados se encuentran a tres votos de definir el destino del exfiscal; por elección de mayoría simple, el Senado podrá decidir si Nieto regresa a la titularidad de la dependencia o si acepta la decisión de remoción por parte de la PGR.

De ser mayoría los votos de la oposición, por primera vez en la historia legislativa el Congreso ejercerá su facultad de objetar una decisión del Ejecutivo; si no, la destitución de Santiago Nieto será inobjetable y se tendrá que buscar a un nuevo titular para la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales.

El nexo Odebrecht

El pasado viernes, Santiago Nieto Castillo fue destituido de su cargo como titular de la Fepade por Alberto Elías Beltrán, encargado del despacho de la PGR, luego de que denunciara que Emilio Lozoya, exdirector de Pemex, lo presionó para declarar públicamente su inocencia por presuntos desvíos de la constructora brasileña Odebrecht al PRI.

“Él estaba llevando a cabo una investigación profunda y dirigida a demostrar que había estos sobornos y abrió un expediente sobre el tema, le quitaron el expediente, lo cesan de manera abrupta (…) es una acción autoritaria que solo confirma la molestia de Peña Nieto y que el interés llega hasta la Presidencia de la República, que quiere darle carpetazo al tema de Odebrecht”, detalló la senadora Dolores Padierna.

La versión oficial de la Procuraduría fue que Santiago Nieto violó el Código de Conducta al momento de revelar el contenido de la carta que le escribió Lozoya.

Reporte Indigo tuvo acceso al Punto de Acuerdo por el que el Senado de la República objeta la Remoción del titular de la Fepade que presentará el Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo, donde se establece que la decisión del cese de Santiago Nieto estuvo determinada por la investigación criminal en torno a Odebrecht.

“Alcanza al Gobierno mexicano, específicamente a altos funcionarios y exfuncionarios de Petróleos Mexicanos, y que involucra incluso a la campaña electoral presidencial de 2012”, señala el documento que tacha al movimiento como “un golpe autoritario, cuyo objetivo real es acomodar escenarios para paliar cualquier descalabro electoral”.

“Estamos convocando a todos los senadores. Los que estén de viaje los vamos a traer, el que esté enfermo lo vamos a curar. La idea es que estén presentes”
Fernando HerreraCoordinador del PAN en el Senado

 

La ruta a seguir

Después de que se lleve a cabo hoy la impugnación a la destitución de Santiago Castillo por alguno de los grupos parlamentarios, esta pasará a la Comisión de Justicia.

“Debe de ser la Comisión de Justicia la competente para conocer dicha iniciativa de objeción, dado que la misma Comisión de Justicia fue la competente para dar a conocer el proceso de dictaminación para la elegibilidad de candidatos para el nombramiento del titular de la Fiscalía”, detalló la panista Pilar Ortega Martínez, presidenta de dicha comisión.

La Comisión emitirá un dictamen que será discutido y votado por el pleno, en este y durante el anterior proceso, se citará a comparecer al extitular de la Fepade y al dirigente de la PGR.

La alianza del PRI, Partido Verde Ecologista de México y Nueva Alianza cuentan con 62 senadores, se encuentran a tres de ser mayoría y poder dar un revés a la restitución de León. Por su parte, la oposición cuenta con 61 escaños.

Fuentes del Senado afirman que de los 5 senadores independientes, cuatro irían por la restitución de Nieto y solamente uno votaría a favor del oficialismo. Quedarían 65 a favor de la restitución y 63 en contra, siempre y cuando haya participación y presencia de los 128 senadores.

“Estamos convocando a todos los senadores. Los que estén de viaje los vamos a traer, el que esté enfermo lo vamos a curar. La idea es que todos estén presentes mañana (hoy) y hasta el día en que la Junta de Coordinación Política determine cuándo habrá de llevarse el tema al pleno”, dijo el coordinador panista, Fernando Herrera.

“Él estaba llevando a cabo una investigación profunda y dirigida a demostrar que había estos sobornos y abrió un expediente sobre el tema, le quitaron el expediente, lo cesan de manera abrupta”
Dolores PadiernaSenadora