La buena racha que traía Sergio Pérez se esfumó en el Gran Premio de Canadá. Fue un fin de semana muy complicado para el piloto mexicano, quien ayer sufrió su segundo abandono de la temporada, en la carrera efectuada en el Circuito Gilles Villeneuve, la cual fue ganada por Max Verstappen.

Sergio Pérez largó desde la posición número 13, luego de que el sábado chocara en la Q2. Desde ahí, comenzó a subir posiciones y se había renovado la esperanza de una buena actuación; sin embargo, luego de superar a Alex Albon para irse hasta la posición 10, llegaron los problemas.

Una falla en el motor de su monoplaza obligó al tapatío a detenerse en la vuelta 9 y no continuar en la competencia. Así fue cómo terminó un fin de semana caótico.

“Todo salió mal el fin de semana e irnos en ceros duele”, declaró “Checo” tras terminar la competencia, a la vez que explicó lo que sucedió con su RB18, al cual trató de sacarle el máximo rendimiento, pero no pudo hacerlo.

“Los problemas de fiabilidad siguen perjudicando… Perdí conducción y me quedé en neutral y, una pena haber perdido el día. Teníamos buena estrategia, avanzamos lugares y teníamos para pelear por el podio”, añadió el mexicano, quien a pesar de todo se mantiene en la segunda posición del Mundial de Pilotos, con 129 puntos.

Esta la primera vez que “Checo” se va sin puntos desde el Gran Premio de Baréin, fecha inaugural de la presente campaña.

El jalisciense tenía siete carreras sumando. En ellas, registraba cinco podios –tres de manera consecutiva–, con cuatro segundos lugares y una victoria en Mónaco; en Arabia Saudita y Miami fue cuarto.

De esta manera, el mexicano se mantiene a la baja en esta pista, pues en nueve ocasiones que ha corrido el Gran Premio de Canadá, “Checo” sólo se ha subido al podio una vez y ocurrió hace 10 años, en 2012, cuando aún corría para la escudería Sauber.

Aquella ocasión arrancó en la posición 15, y dio una de sus grandes demostraciones en la máxima categoría, pues remontó hasta terminar en tercer lugar, lo que significó su segundo podio en la Fórmula 1.

Posteriormente, “Checo” sólo ha concluido con dos Top 10, uno de ellos, el quinto lugar que tuvo en la edición de 2017.

Verstappen, más líder que nunca

Y mientras Sergio Pérez vivió el trago amargo del abandono, Max Verstappen sigue demostrando por qué es el campeón vigente y líder indiscutible.

Con su sexta victoria en lo que va de la campaña, se afianzó como líder del campeonato al resistir la presión del español Carlos Sainz Jr. en las últimas vueltas. Así, el neerlandés incrementó a 46 puntos, su ventaja en la clasificación sobre Sergio Pérez.

“Queda muchísimo por delante y entiendo que la brecha es bastante amplia, pero también tengo claro que todo puede cambiar rápidamente”, dijo Verstappen sobre su ventaja en puntos.

Él lo sabe bien, Charles Leclerc de Ferrari, tras la tercera carrera de la temporada, mandaba en la máxima categoría y le sacaba a Max justamente 46 puntos de ventaja.

Ayer, el neerlandés no tuvo sobresaltos para distanciarse de Fernando Alonso, quien partió desde la primera fila por primera vez en una década.

El español, sabedor del rendimiento inferior de su auto, bromeó al decir que atacaría a Max en la primera curva para robarse el triunfo, pero tal ataque nunca se cristalizó.

Para cuando Carlos Sainz (Ferrari) dejó atrás a Alonso en la segunda vuelta, Verstappen ya había abierto una ventaja de 2.4 segundos al volante de su Red Bull.

Sainz redujo la brecha en las últimas 10 vueltas e hizo sudar al neerlandés, pero el piloto de Ferrari se diluyó en la última vuelta, quedando .993 segundos detrás.

“Fue una carrera bastante entretenida, siempre se disfruta más cuando estás en un duelo de velocidad que estar reservando neumáticos“, dijo Verstappen, añadiendo que Sainz no llegó a tener el espacio para adelantarle, “pero estuvo cerquita”.

Este fue el mejor resultado de Verstappen en la pista de Montreal, que fijó un récord al convocar 338 mil espectadores durante los tres días del fin de semana, en lo que marcó el regreso de la F1 a Canadá tras dos años de ausencia por la pandemia de COVID-19.

Mercedes y Hamilton dicen ‘aquí estamos’

Tras una temporada de muchas dificultades, Mercedes se recuperó notablemente, incluyendo una pésima jornada de ensayos el viernes. El siete veces campeón mundial Lewis Hamilton logró su primer podio desde la primera carrera del año en marzo, mientras que George Russell entró cuarto.

“Es bonito sentirse parte de la batalla y al final estaba peleando con ellos. Eso me da esperanza, también al equipo. El potencial está ahí, sí podemos hacer que todo funcione y creo que eso ha sido lo más difícil este año”, dijo Hamilton.

Por su parte, Leclerc logró repuntar tras recibir sanción de 10 posiciones en la largada por un cambio de motor en su Ferrari. Quedó quinto tras partir en la posición 19.

La próxima carrera será el Gran Premio Británico en Silverstone el 3 de julio.

También puedes leer: En la F1 sí ‘hay tiro’; Sergio Pérez, por la victoria en Bakú