El instrumento de inversión que nació para apoyar la bursatilidad de las empresas en bolsa, hoy es el centro de las operaciones en la Bolsa Mexicana de Valores.

Los antecedentes de estos instrumentos se remontan a 1996, cuando  AMEX, afiliada de Barclays Global Investors, N.A. y Morgan Stanley, crearon los WEBS (World Equity Benchmark Shares, conocidos actualmente como iShares).

Los “Exchange Traded Funds” (“ETF’s”, conocidos también con el nombre de “trackers”) constituyen instrumentos financieros que combinan algunos beneficios de la inversión directa en instrumentos de renta variable listados en bolsas de valores y susceptibles de ser adquiridos intradía, con los beneficios similares a los de una sociedad de inversión indizada.

Existen aproximadamente 500 Trackers a nivel mundial.

Su creación

En abril de 2002, Nacional Financiera, S.N.C. creó un tracker del índice de la bolsa mexicana de valores emitiendo 187 millones de CPOs, mismos que fueron identificados con la clave de pizarra “Naftrac 02”, con la finalidad de apoyar la bursatilidad de las principales emisoras de la bolsa a la vez de ofrecer a los inversionistas un rendimiento ligado al comportamiento del IPC de la Bolsa.

En mayo del 2009, Impulsora y Promotora BlackRock México, S.A. de C.V. (Impulsora) adquirió los derechos del fideicomiso y a partir de esa fecha es la administradora del Naftrac.

El primero de diciembre de 2009, BlackRock, Inc. y Barclays Global Investors se fusionaron, formando la sociedad de administración de inversiones más grande del mundo.

A raíz de dicha fusión, el enfoque principal de la nueva empresa es la administración de riesgo e inversiones en beneficio de sus clientes, administrando más de 3.5 trillones de dólares alrededor del mundo.

Al 31 de diciembre de 2011 había 2 mil 283 millones 900 mil certificados en circulación.

Al mes de diciembre de 2011, existen 12 iShares listados en la BMV y 158 iShares listados en el Sistema Internacional de Cotizaciones SIC de la BMV.

Dichos ETFs representaron aproximadamente el 30 por ciento del volumen diario de operaciones con instrumentos de renta variable en la BMV durante 2011, y aproximadamente el 40 por ciento del volumen del SIC de la BMV durante el mismo periodo.

La emisora por declaración unilateral de voluntad, para cumplir con los fines del fideicomiso, ha emitido al 31 de diciembre de 2011, 7 mil 500 millones de CPOs.

No existe garantía alguna que el valor de mercado sea inferior o superior a dicho valor teórico.

Los inversionistas podrán comprar o vender CPOs intradía tal como se haría con otros valores

listados en la BMV emitidos por otras emisoras.

A pesar de que los CPOs podrían estar disponibles para toda clase de inversionistas, en México, los iShares de BlackRock siguen siendo alternativas de inversión principalmente dirigidas a inversionistas institucionales y calificados, incluyendo:

Afores, sociedades de inversión, grandes fondos de pensiones privados, grandes clientes de la banca privada, instituciones de seguros.

La recomposición

La BMV tiene la libertad de llevar a cabo una recomposición del índice por las razones y con la periodicidad que considere necesarias.

En caso que exista una recomposición del índice, el administrador de inversiones enviará al fiduciario instrucciones del administrador de inversiones para las ventas y compras de los activos.

Asimismo, el agente administrativo efectuará las adecuaciones necesarias al archivo de composición de cartera que sea publicado después de la recomposición del índice.

Las operaciones necesarias para reflejar la recomposición del índice podrán ser llevadas a cabo 30 días antes o 30 días después de que se realice la publicación de dicha recomposición del índice.

Este es uno de los puntos centrales que ocasionaron la controversia entre la empresa Elektra y la BMV, ya que con los cambios en la composición del índice, el fiduciario del Naftrac puso a la venta acciones de Elektra que no encontraron comprador y que ocasionó una fuerte baja en el valor de la emisora.

Otra ventaja de este instrumento es su exención fiscal, ya que de conformidad con las reglas antes mencionadas de la resolución miscelánea fiscal, en términos generales el régimen fiscal aplicable a los participantes del fideicomiso será el siguiente: Las personas físicas residentes en México y los residentes en el extranjero que perciban ingresos por la enajenación de los CPOs no pagarán el impuesto sobre la renta correspondiente.

Considerando que los CPOs otorgan derechos sobre el patrimonio del fideicomiso, siempre que el valor del patrimonio del mismo esté compuesto al menos en un 97 por ciento por acciones que cumplan con los requisitos de exención previstos en los artículos 109, fracción XXVI y 190 de la Ley del Impuesto sobre la Renta.

Es tiempo de analizar este instrumento, si bien cumple con la función de ser un instrumento de diversificación de inversiones, su peso dentro de la operación del mercado accionario mexicano no tiene comparativa con el de otros mercados en el mundo.

El crecimiento que ha registrado en los últimos años tampoco va acorde al desarrollo de la bolsa mexicana.

El ser un instrumento al que se ha privilegiado por ser sujeto de inversión por parte de las afores y que goza de las mismas ventajas fiscales que cualquier emisora, lo pone en clara ventaja ante otras alternativas.

Necesitamos contar con un mercado de capitales fuerte y que cumpla con el objetivo de ser desarrollador de inversiones para nuestro país.

 

 

Particularides del Naftrac

• Barclay’s, que recientemente aceptó cometer fraude al manipular la tasa LIBOR, es la holding de Blackrock Inc., de la cual es subsidiaria BlackRock México.

• Los ETFs representaron aproximadamente el 30 por ciento del volumen diario de operaciones con instrumentos de renta variable en la BMV durante 2011 y casi el 40 por ciento del volumen del SIC de la BMV en el mismo periodo.

• En 1,121 por ciento ha aumentado la emisiòn de títulos de CPOs entre el 2002 y el 2011.

• En abril de 2006, el volumen de operación era alrededor de 200 millones de Naftrac; dos años después ya rebasaba los 2 mil millones.