Tratados como héroes, pese a que son personajes de ficción y además, “cocineros” de metanfetaminas, es así como la ciudad de Albuquerque, Nuevo México se enorgullece en presentar las estatuas a Walter White y Jesse Pinkman, basadas en la fisionomía de los actores Bryan Cranston y Aaron Paul respectivamente y los encarnaron en la serie Breaking bad (2008 – 2013).

Según expresaron en un comunicado de prensa las autoridades de la localidad, el creador de la serie Vince Gilligan encargó este monumento al artista Trevor Grove; el productor televisivo en conjunto con Sony Pictures Television van a donarlas a la ciudad, porque, tanto esta serie, como sus continuaciones como la serie Better call Saul (2015 – 2022) y El Camino: A Breaking Bad movie (2019), han traído popularidad a esta urbe de Nuevo México.

“Estos bronces monumentales de Walter White y Jesse Pinkman existen gracias a la generosidad de Sony Pictures Television y el arte del escultor Trevor Grove, y los amo. Me hace feliz imaginarlos adornando The Duke City durante las próximas décadas, atrayendo autobuses llenos de turistas”, indicó Gilligan.

Las estatuas serán reveladas el 29 de julio y colocadas en el Centro de Convenciones de Albuquerque, en esta ceremonia se tiene contemplado que acuda el alcalde de la ciudad, el mismo Gilligan, el productor ejecutivo y co-creador de Better call Saul, Peter Gould y por supuesto los actores Bryan Cranston y Aaron Paul.

Actualmente Breaking bad es de las mejores series con opiniones favorables en Rotten Tomatoes, alcanzando un 97 por ciento por parte de la audiencia, y se encuentran en el puesto número dos de IMDB.com, con un puntaje de 9.4 de 10, solo siendo superada por Planet Earth II (2016) con la misma puntuación, pero con más votos.

Las otras estatuas de ficción

También trasciende que, estas son solo una muestra de más estatuas que ya existen de personajes ficticios y que Hollywood ha logrado incidir en la opinión sociocultural, un ejemplo es el monumento a Rocky Balboa, que fue realizada por Thomas Schomberg y actualmente se encuentra en el Museo de Arte de Filadelfia desde 2006.

Lee también: Emmy 2022: Succession, Squid Game, Euphoria y Better Call Saul encabezan las nominaciones

Otra estatua inspirada en el cine, es la de RoboCop, que tardó 11 años en logarse el proyecto, pesa dos y media toneladas y mide 3 metros 35 centímetros, actualmente hay una polémica de dónde quedará esta obra metálica, ya que Detroit, donde originalmente se filmó la primer película en 1987, no quiere exhibir el monumento, sin embargo el estado de Wisconsin, donde nació el actor Peter Weller y que encarnó a este policía robot, sí está dispuesto a mostrar con orgullo la figura gigante de ciencia ficción.

Además en 2018 se hizo pública la estatua conmemorativa al Capitán James T. Kirk de Star Trek, realizada por el artista Jurek Jakowicz, esta fue realizada con un presupuesto aproximado de 30 mil dólares y se encuentra en Hall Park, Riverside, Iowa, la localidad donde en teoría, nacerá este personaje de ciencia ficción el 22 de marzo del 2233.