Los gobernadores que conforman la Alianza Federalista cuestionaron al Gobierno Federal sobre el reducido primer cargamento de vacunas que llegó a México, ante el tamaño de la población del país y la celeridad con que se están dando los contagios de COVID-19.

En sus redes sociales, el bloque de gobernadores opositores señaló:


“El gobierno de México no puede pretender que celebremos la llegada de sólo tres mil dosis de la vacuna Covid, cuando diariamente se registran en promedio 10 mil nuevos contagios de COVID19; a este ritmo pronto habrá más fallecidos que vacunas en su estrategia nacional”.

Entre los mandatarios figuran Javier Corral Jurado y Enrique Alfaro Ramírez, ejecutivos de Chihuahua y Jalisco, respectivamente .

“Desde hace semanas la AF (Alianza Federalista) ha solicitado al Gobierno de México total transparencia en la estrategia de vacunación COVID-19″, señalaron.


“Sólo 3 mil dosis ¡para un país de 127 millones de habitantes! nuestro reclamo se justifica hoy más que nunca: México exige certidumbre”.

Desde el 16 de diciembre, la Alianza Federalista cuestionó la estrategia de vacunación emprendida por el Gobierno del presidente, Andrés Manuel López Obrador, no sólo en su diseño sino también por la falta de información que rodea a la misma, según las aseveraciones de estos gobernantes.


“Nuestra preocupación principal es que no existe o no es evidente una estrategia seria y formal para la distribución, almacenamiento y aplicación de las vacunas contra el COVID-19 en estados y municipios; además de que este asunto continúa en total opacidad y en un marco de concentración de insumos que no deja ver cuál será el rol que desempeñen los gobiernos estatales, quienes son tratados como simples espectadores cuando solo estos conocen la realidad, precisión y circunstancias de sus localidades”.

Ese mismo día, la Alianza Federalista -que también integra a los gobernadores de Aguascalientes, Guanajuato, Coahuila, Michoacán, Colima, Nuevo León, Durango y Tamaulipas- le envió una carta al presidente, López Obrador, donde solicitan que se les brinde mayor información sobre la estrategia de vacunación:

“El Gobierno federal ha decidido de forma unilateral centralizar la compra y distribución de la vacuna. Aunque no compartimos la decisión, reiteramos nuestra disposición a coordinar todas nuestras capacidades para garantizar el acceso universal y no discriminatorio de la vacuna. Pero lo que nunca aceptaremos es que ni siquiera se nos informe con claridad cuándo y en qué condiciones tendremos acceso a la vacuna”.

En la misiva, los gobernadores señalan que debe ser el Consejo de Salubridad General el que se encargue de diseñar la estrategia de vacunación, y le exigen al Presidente que se aceleren las labores, pues “no aceptamos que las personas de nuestros estados tengan que esperar más de 18 meses para ser vacunados. Por tanto, urgimos a concertar una estrategia nacional eficaz, incluyente y cooperativa”.

Y dado que los gobernadores también han sido cuestionados de pretender explotar la vacuna con fines político-electorales, señalan al respecto que nadie pretende politizar la enfermedad y mucho menos su cura.


“A ninguno de nosotros esta pandemia cayó como anillo al dedo para afianzar un proyecto político personal o partidista. Queremos saber qué nos toca hacer y cómo vamos a involucrar a la sociedad para que haga su parte. Queremos transparencia, información y reglas claras. La inmunización es un reto sin precedentes. Hay vidas humanas en riesgo. Nos debemos unir en el propósito de salvarlas. No se vale sacar tajada de la angustia y la desesperación de las personas”.

Te puede interesar: Llegarán 50 mil vacunas más contra COVID-19 el martes: Ebrard