100,000

Usuarios serían aptos para este subsidio, de los 5 millones que usan el Metro diariamente


"La gente estaría de acuerdo si mejora el servicio, pero si no mejora va a ser un fraude como sucedió con (…) los microbuses"

Mauricio Tabe

Dirigente PAN DF


El GDF refiere que los usuarios del transporte avalaron esta alza y apoyan su dicho en los resultados de la consulta realizada por Parametría, Consulta Mitofsky y Covarrubias & Asociados


Mancera refrendó que se actuará ‘en el marco de la ley’, refiriéndose a quienes alteren el orden público tras el llamado de que se haga una masiva burla de los torniquetes este 13 de diciembre

Cinco pesos costará un boleto de Metro a partir del próximo viernes. El aumento de dos pesos en la tarifa de este sistema de transporte ha recrudecido las protestas en la Ciudad de México.

Este lunes se suscitó un trifulca entre activistas y granaderos casi frente al Palacio de Bellas Artes.

Luego de realizar una conferencia informativa frente al Hemiciclo Juárez donde se aludió a los primeras acciones de la brigada “Metro Popular” iniciadas este fin de semana,  cerca de un centenar de manifestantes comenzó a avanzar sobre la Avenida Juárez. 

Lanzando goyas universitarias y consignas de “Metro, Metro, popular” comenzaron a avanzar rumbo a las oficinas del jefe del Gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera. Fue entonces que los organizadores de la protesta fueron encapsulados por varios uniformados. 

Los gritos en contra de los integrantes de la policía capitalina se desataron, al igual que  los jaloneos. Posteriormente se gestó otro enfrentamiento en las inmediaciones del Eje Central y la calle Hidalgo, donde una chica fue golpeada con una piedra.

Al verse imposibilitados de desplazarse hacia el Zócalo capitalino los manifestantes enfilaron hacia el Monumento a la Revolución. 

 “Van hacia el Senado”, indicó un policía preventivo apostado a la altura del Museo de la tolerancia. Pero el desconcierto de los granaderos era evidente a simple vista. Se veía a un contingente yendo hacia la Torre del Caballito, mientras que otro que venía de esa dirección se situaba frente a Bellas Artes.

Otro más avanzó por la banqueta a un costado del Palacio, terminó apostándose en la esquina de Eje Central con Tacuba. 

“Nos traen de acá para allá”, se escuchó quejarse a un elemento. Frente el Palacio de Minería reinaba la calma, se veía a varios integrantes del cuerpo de logística de Mancera hablando por radios.

Al filo de las 12:20 horas se vio arribar a Mancera en una camioneta seguida de otra fuertemente resguardada por integrantes de su equipo de seguridad. 

Por la puerta izquierda de la entrada principal del edificio histórico entró el gobernante, mientras se ajustaba la corbata de su traje. Sin contratiempos arribó a la clausura del foro “La crisis del agua en la Ciudad de México”.

Entre tenso y malhumorado un miembro de su staff comentó: “andan muy nerviosos por las protestas contra el alza del Metro, pero es normal que esto ocurra…”.

Capitalinos avalan aumento: GDF

En los últimos días tanto el titular del GDF como el director general del Servicio de Transporte Colectivo Metro, Joel Ortega, se han abocado a justificar el aumento de la tarifa del transporte que usan a diario millones de habitantes.

Por un lado refieren que los usuarios del transporte avalaron esta alza y apoyan su dicho en los resultados de la consulta realizada por Parametría, Consulta Mitofsky y Covarrubias & Asociados.

De hecho el pasado jueves Ortega dijo que tras cuestionar a 7 mil 200 usuarios del Metro a fines de noviembre e inicios de diciembre, 55.7 por ciento de los encuestados se mostró a favor del ajuste tarifario.

Ayer estos argumentos fueron cuestionados. A través de las redes sociales y de diversos medios de comunicación se hizo saber que nunca se vio a los encuestadores aplicando las encuestas en las diversas estaciones del Metro. También se señaló que el cuestionario no era un referente efectivo dado que la pregunta “estaba inducida” y no se preguntó simple y llanamente a las personas si estaban a favor o no del alza. 

Por otro lado las autoridades han referido que las mejoras que se podrán realizar con este aumento serán insuficientes. 

Ortega asegura que con el aumento a 5 pesos apenas se recaudará la mitad de los 25 mil millones de pesos que se necesitan para adquirir más trenes y mantener en buenas condiciones la infraestructura del Metro.

También ha refrendado que los desempleados, las mujeres cabeza de familia y los estudiantes de escasos recursos que radican en el DF podrán ser candidatos a recibir un subsidio de 80 pesos mensuales (el aumento neto de la tarifa).

Se calcula que de los más de 5 millones de personas que usan el Metro diariamente, cerca de 100 mil serán aptas de recibir la “tarifa especial”.

Usuarios saltan torniquetes

Lo anterior no consuela al resto de usuarios que desde este fin de semana se han congregado en diversos colectivos que repudian esta alza que, arguyen, “va en contra de los más desfavorecidos, como siempre”.

Así lo expresa Enrique, un estudiante del CCH Sur, quien asegura no pertenecer al Frente Oriente, como ha asegurado el secretario Héctor Serrano. 

“Solo buscan chivos expiatorios y criminalizar a los manifestantes en contra de este nuevo atraco… somos miles”, comenta indignado mientras se desplaza junto a otras dos chicas que lo acompañan. 

Coinciden con su postura estudiantes del Poli, quienes afirman que seguirán formando parte de la iniciativa que se impulsa bajo el hashtag #PosMeSalto que alude a  saltar los torniquetes del Metro.

El primer salto de decenas de personas ocurrió este domingo en la estación Bellas Artes que sirve de acceso a la estación de la Línea 2. Ayer esto se suscitó en otras estaciones de Metro.

“En caso de que tengas algún problema recomendamos no resistirte a la policía, probablemente sólo te nieguen el acceso en esa estación, si acaso quisieran remitirte, no te resistas, sólo podrán llevarte ante un Juez Cívico, esta acción no constituye un delito”, reza una publicación de los protestantes. 

En tanto que Mancera refrendó que se actuará “en el marco de la ley”, refiriéndose a quienes alteren el orden público tras el llamado de que se haga una masiva burla de los torniquetes este 13 de diciembre. 

Ofensivo y pretencioso

Mauricio Tabe, dirigente del PAN capitalino, considera que las recientes protestas contra el alza de la tarifa del Metro constatan que “el tema estuvo mal procesado políticamente”.

Y agrega: “creo que fue ofensivo esa pretensión de legitimar el aumento a través de una consulta y descubrieron algo muy novedoso: que hay gente que quiere pagar más impuestos, quiere pagar más por sus servicios y quiere ganar menos dinero, son los que dijeron sí al aumento del metro”, dice a Reporte Indigo.

Aunque no considera responsable solicitar que se congele la tarifa porque aumentarla es una necesidad del sistema de transporte considera esta decisión debió estar acompañada de “un compromiso real” y con programas de mejora para garantizar la calidad y la seguridad del servicio.

Respecto a la consulta realizada por el GDF apunta que no se preguntó a la gente si quería aumento y que “claramente (se echó mano de) una pregunta inducida, la gente estaría de acuerdo si mejora el servicio pero si no mejora va a ser un fraude como sucedió con el aumento de la tarifa del transporte concesionado, con los microbuses”, afirma.

Dice que siempre en cada alza de la tarifa del Metro se prometen mejoras que no llegan y no prueban un compromiso claro de las promesas de la administración local.

Descalificando las manifestaciones “que alteren el orden público” el panista dijo ayer que la burla de los torniquetes “es reprobable”.

Considera que las protestas se deberían encaminar en exigir al GDF la mejora, la seguridad y no en boicotear el Sistema de Transporte Colectivo Metro.