La Ciudad de México perderá alrededor de mil millones de pesos al año con la extinción de los 109 fondos y fideicomisos a nivel federal.

Esto, afirman especialistas, tendrá consecuencias a corto plazo en la generación de empleo por la falta de inversión en proyectos en la capital y la zona conurbada.


En la capital podría disminuir la construcción de ciclovías, banquetas, infraestructura y afectará a la generación de empleo

Lo anterior, debido a que la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública de la Cámara de Diputados aprobó el 29 de septiembre una iniciativa de ley para desaparecer fondos y fideicomisos federales con el fin de usar los 68 mil millones de pesos que los componen para enfrentar la contingencia sanitaria por COVID-19.

“Todo eso que se ahorre (con la eliminación de los fideicomisos) nos va a dar más posibilidades de tener recursos suficientes para que no falte la atención médica y los medicamentos gratuitos”, declaró el presidente Andrés Manuel López Obrador un día después de la aprobación del dictamen que se discutirá próximamente en el Pleno de la Cámara de Diputados.

El Fondo Metropolitano, que beneficia directamente a la capital del país, es uno de los que podrían desaparecer. Con esto, la Ciudad de México dejará de recibir el apoyo extra que se usa en proyectos de infraestructura, mantenimiento y transporte; se quedará, por lo menos en 2021, solo con su presupuesto.

Este fondo fue creado en el año 2006, con la intención de incentivar el desarrollo sustentable en las ciudades del país. De 2015 a 2019 los recursos aportados por dicho mecanismo a la Ciudad de México ascendieron a cuatro mil 916 millones 716 mil 361 pesos, indican los Informes Trimestrales de Cartera del Fondo Metropolitano de la Secretaría de Administración y Finanzas (Sefin).

Lo anterior significa que en ese periodo la capital recibió un promedio anual de mil 229 millones 179 mil 090 pesos de apoyo federal.

Adiós a empleo e infraestructura

Mil millones de pesos anuales menos para la capital significan una disminución importante en la generación de empleos y de trabajos de mantenimiento de infraestructura como las ciclovías, banquetas y avenidas, afirma Luis Andrade Rosas, investigador y académico de la Facultad de Negocios de la Universidad La Salle.

“Olvídate de construir infraestructura y reparar tus avenidas”, menciona.

El especialista explica que aunque apenas es 0.5 por ciento del presupuesto anual de la ciudad, es importante para las obras públicas.

“Son recursos usados para crear empleos temporales a través de la inversión pública”, declara.

Por ejemplo, según los Informes de Avance de los Proyectos del Fondo Metropolitano, en 2015 se usaron 150 millones de pesos para la rehabilitación de cuatro mil 500 metros cuadrados de la Avenida Insurgentes. En ese mismo año también se mejoró el Bosque de Chapultepec con una inversión de 100 millones de pesos del mecanismo federal.

Andrade Rosas considera que la extinción de los 109 fideicomisos y fondos es una medida emergente que tiene argumento ante el gasto y la crisis económica por el nuevo coronavirus. No obstante, otra opción para evitar su extinción era suspender los megaproyectos federales como el Tren Maya y la Refinería de Dos Bocas.

Según el Proyecto de Presupuesto de Egresos 2021, ambas obras federales tendrían para 2021, 81 mil 337 millones de pesos; 22 mil millones más de lo que disponen los 109 fideicomisos y fondos.

Alejandro Azamar, especialista en Economía de la Facultad de Estudios Superiores Aragón (FES Aragón) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) afirma que el apoyo federal para las ciudades será más necesario durante el próximo año debido a la crisis económica.


Es importante, mas no trascendental la ayuda del fondo. Sin embargo, será más necesaria el próximo año, después de una fuerte crisis económica y recortes federales

Alejandro Azamar

Economista de la FES Aragón

Los proyectos logrados con fondos y fideicomisos

La información disponible de la Sefin sobre el avance de los proyectos realizados con el Fondo Metropolitano señala que de 2015 a 2019 se han terminado 21 con una inversión de cuatro mil 916 millones 716 mil 361 pesos.

En 2015 se llevaron a cabo nueve proyectos en los que se erogaron mil 896 millones 529 mil 645 pesos, los de mayor inversión fueron el mantenimiento de estaciones de transferencia y disposición final de residuos al que se le destinaron 905 millones 315 mil 995 pesos y la rehabilitación, modernización y operación de la infraestructura de alumbrado público a la que se designaron 550 millones.

Mientras que en 2016, la capital obtuvo mil 294 millones 820 mil pesos y también se realizaron nueve proyectos; el de mayor costo fue la rehabilitación de la Avenida Insurgentes que tuvo un monto de 150 millones de pesos.

Para 2017, sólo se realizó uno: el manejo de los residuos sólidos urbanos con la finalidad de dar tratamiento adecuado en sus diferentes procesos como son la recolección, el traslado, la selección y la disposición final, que costó 612 millones 683 mil 363 pesos.

En 2018 también fue uno: el mantenimiento a la Línea 2 del Metrobús que ascendió a 600 millones de pesos. Y por último, en 2019 sólo se llevó a cabo el mantenimiento a los centros de transferencia y disposición final de residuos cuya inversión fue de 512 millones 683 mil 353 pesos.

También puedes leer: AMLO: beneficiarios de fideicomisos seguirán recibiendo recursos; se busca evitar aviadores